Translate

martes, 12 de agosto de 2014

EFECTOS DE LOS PENSAMIENTOS





 .
       --- Hola pensante. Me alegra que estés ahí para continuar la charla. Entiende que te estoy preparando comprimidos, para que tengas en un vuelo rasante, una visión panorámica del funcionamiento del mundo del pensamiento. Aún estoy luchando para subir el texto a KDP de Amazon. Novatadas de principiante.
        Estamos de acuerdo que la habitabilidad y la supervivencia en el planeta, en la última década han caído en un tobogán. Los habitantes de los países tradicionalmente más estables, ya saben lo que es soportar crisis, una tras otra como las olas del mar. Así que es urgente saber cómo equilibrar el mundo propio. A quién menos uno se imagina, se derrumba por efectos del ESTRÉS  o la DEPRESIÓN.
     --- Recuerda el orden que te mencioné para cuando quieras examinarte. O saber porque te sientes anímicamente mal.  --- Okey... El Pensante – El acto de pensar – Los pensamientos – Los efectos (Psíquicos y físicos).
        Lo primero que un pensante detecta son los SÍNTOMAS o efectos finales. Estos pueden ser a nivel anímico, o malestares físicos.
         La tendencia es a curar los SÍNTOMAS. El pensante se siente decaído, y busca encontrar algo que hacer para animarse. O siente presión en la cabeza, puntadas en el pecho, o dificultad para respirar. Y se receta de inmediato un medicamento consultando con familiares y amigos.  Sí va al doctor, y después de todos los exámenes, le dice que no tiene nada, que busque ayuda psicológica; se molesta, y busca brujos o adivinos para que le digan que es lo que tiene. --- Tranquilo, de muchacho mi familia me llevaba a cualquier curandero de los muchos que hay en esta zona.
       --- Recuerda hablamos de los efectos del pensamiento. Existen traumas por accidentes y enfermedades físicas que se adquieren de muchas maneras. Para eso tenemos muy buenos avances en el campo de la medicina. Pero si este fuera el caso, la recuperación física va a depender de la calidad de pensamientos que produzca, durante y después de la enfermedad.  La actitud es un efecto de los pensamientos que se tengan, y para darse una actitud adecuada, se necesita control en el acto de pensar.
      (La persona que recibe tratamientos psicológicos, muy bien le hace entender un poco, que es lo que está haciendo el experto. La ayuda que se da el mismo pensante, es importante para recobrar su dignidad como dueño de su mundo)
         Los SÍNTOMAS Son señales o indicios de una cosa. Ellos no son la cosa. La cosa puede ser una enfermedad, un estado o una condición. Pero esta cosa tiene su causa, y es allí donde se busca comprensión para dar solución. --- Si colega pensante, entiendo que los síntomas asustan. La presunción de padecer de un mal de los tantos mortales que existen, hacen que se pierda el control de la actividad  pensativa, y la lluvia de pensamientos pesimistas empantanan toda la casa. Sé que urge llegar al punto donde sepamos qué hacer con el control  del pesar, pero que sea un procedimiento efectivo.
      Separamos los efectos físicos de los que recaen en el estado de ser del pensante, debido a que hay cuerpos sanos, mientras el pensante está loco de remate, y hay cuerpos enfermos recibiendo toda la carga negativa de los pensamientos, y el pensante se mantiene cuerdo.
      Los SÍNTOMAS  solo sirven de pistas a seguir. El detective con las pistas, apenas está comenzando su trabajo. --- Tú debes haber visto personas decir que saben lo que tiene ella, u otra persona, por los síntomas. Esto puede funcionar con las enfermedades patológicas, pero no con los efectos del pensar. Nadie más que tú sabe exactamente cuáles son los pensamientos que te afectan. Las circunstancias, tiempo, lugar y actitud del momento es única, inclusive en el mismo pensante no se repite un evento igual.
      La ligereza para diagnosticar por los Síntomas es producto de la cultura acerca del tema. Pero el pensante también no se da tiempo, por su ansiedad o a puro para salir de su malestar. La necesidad de entender lo lleva a hacer hipótesis, y a probar soluciones. Sin un conocimiento funcional, y con el estado de angustia, donde su capacidad en el control es baja, toma soluciones  desesperadas. Inclusive Incita a su médico que le dé soluciones  rápidas. Y tú y yo sabemos, que hay suicidios, asesinatos, drogas, y toda clase de respuestas negativas por le necesidad de “resolver” “un problema”   . (Ni resuelve, ni es un problema los SÍNTOMAS que quería desaparecer).
       El famoso estrés o la mortal depresión, es una amenaza latente. Si bien es cierto que genéticamente existe la predisposición a esos desequilibrios psicológicos, también es cierto para muchas enfermedades físicas, como el cáncer y otras. Un paréntesis breve: Las especies para evolucionar aprenden del dolor, el sufrimiento y la muerte. Esta información existe en nuestros cuerpos. He vistos perros tristes, y los he visto alegres, animados. Nuestros cuerpos cargan factores informativos que pueden estar o no en uso. En nosotros los pensantes, es más antinatural precipitar la enfermedad que los animales o plantas. A ningún perro por más triste que se encuentre, se le ocurre tomarse una botella de ron, o fumarse un tabaco de marihuana.
       Es normal quejarse por una dolencia o malestar, pero no llenarse de pensamientos para explicar de alguna manera lo que está ocurriendo. Hacer esto es tratar de solucionar tomando en cuenta nada más los SÍNTOMAS. ---- Tal vez tu cultura no sea tan oscurantista como la mía. Aquí nos basamos generalmente en suposiciones. “El que menos puja echa una lombriz” (refrán popular) si no es brujo, adivino, santero, yerbatero, ha aprendido algo de magia para defenderse. Y si no tiene un brujo cerca recorre el país hasta encontrar uno. Por tradición no se acostumbra a enseñar a que la persona ponga orden en su mundo, por lo que no se ha desarrollado conocimiento útil.
       Los síntomas o efectos del pensamiento son importantes para examinar, pero con la claridad del ciclo, para saber a dónde se debe llegar. Si se ataca los síntomas, los pensamientos, o uno mismo como pensante, el mundo propio se derrumba. Eso es lo que hemos estado haciendo con pocos resultados.

        --- Okey maestro, Rey de un mundo que me gustaría brille con luz propia. Sabes, veo a los pensantes como integrantes de una Confederación de Mundos Propios en el planeta tierra. No te demores en reconocerte Rey de tú mundo, emite el decreto, refrenda y publica en todo el ámbito de tú mundo. --- Por favor,… el pensante no tiene género, en este caso Rey tampoco. El género masculino o femenino es del cuerpo, y aun así imponemos nuestros gustos. Haz tú suerte pensante.