Translate

domingo, 24 de agosto de 2014

El acto de pensar y la realidad


  ---- Gusto en saludarte amigo(a) pensante. La realidad subjetiva tiene la consistencia del acero en el mundo del pensante, y es como la niebla cuando se comunica. La realidad objetiva cuando se comunica es como el acero y como la niebla cuando se piensa.
 Un mundo hecho de pensamientos es tan sólido para el que lo piensa, que si se descuida, queda atrapado padeciendo de la contradicción más grande del mundo. Se declara impotente, mientras tiene la potencia de mantener el espejismo como una realidad.
     En nuestro planeta hay pensantes con realidades subjetivas tan contundentes, que la realidad objetiva se esconde de vergüenza. Y hay realidades objetivas que no dejan respirar a las subjetivas. Pensantes alienados en sus mundos, justificando hechos y acciones negativas de otros y de sí mismo; y pensantes oprimidos, que los hechos y las acciones de otros  no los dejan darse satisfacción.
    Mientras unos pensantes, solo ven lo que quieren ver, otros no pueden ver lo que quieren. Fuera de nuestro mundo hay una realidad preocupante que no mejorará solo con buenos deseos. Es por esa razón, que haces que tu mundo brille, para contrarrestar las sombras que amenazan con envolverlo todo.
    ---- De eso se trata estos artículos, de convertir el gran volumen teórico acerca del vivir. Datos que no solamente puedan ser comprendidos para adornar el ego; deben tener una utilidad práctica inmediata para el que lo necesite.
    El acto de pensar tiene directamente que ver con la salud, con el trabajo, con el amor, con la familia, con el futuro de la humanidad y la vida en el planeta.
   Este momento que lees este artículo pueda que no te sientas bien, la incomodidad requiere atención. Se está pensando aunque no se quiera pensar, o se están sintiendo los síntomas y no se puede evitar.
   ---- Haz esto; cada vez que se presente una situación incómoda, que altere la tranquilidad de tú mundo. Como siempre lo haces; examina los hechos objetivos y luego te vienes hacía tu mundo, para examinar lo que pasó con tu acto de pensar, antes, durante y después de los hechos. Aquí adentro, te encontrarás con la realidad subjetiva. La puedes ver como “lo que piensas acerca de esa situación, persona o asunto”. Son pensamientos concluyentes y determinantes. Puede ocurrir que estés en un estado de incertidumbre, no se tiene una conclusión. Esta situación es terrible, pero examinando los hechos como te digo, clarificas la realidad subjetiva a la que llegaste. La incertidumbre generalmente es producto de negarse a reconocer o aceptar la realidad objetiva. “No lo puedo creer” “Eso es imposible” etc.
  Con la realidad subjetiva en las manos, se pueden hacer rectificaciones, modificar o cambiar los pensamientos concluyentes ya decretados. No es recomendable tomar decisiones importantes estando aún en confusión, o en un estado de ánimo que ocurra como una reacción a los hechos. Cuando un pensante cambia, generalmente las circunstancias lo “obligaron a decidir” Estos caminos forzados roban protagonismo, iniciativa, y terminan por hacer del pensante un adaptable. Se acomoda hasta en una cama de espina con conformismo y resignación.
   ---- Debes haber visto pensantes, que parecen que le gusta sufrir. ---- Vienen ante ti a quejarse, a llorar sus penas, y se les permiten que se desahoguen. Por todas las conclusiones a la que llegó, pareciera que es la última vez que permitirá que le pase lo mismo. ¿Cuántos años lleva quejándose? ---- Verdad que pareciera que le gusta sufrir. ---- Bueno, desde hace un buen tiempo, he dejado de formar parte de sus juegos. Quejarse y no hacer algo para resolver, es parte del poco divertido juego. Y si tiene quién le escuche más de lo mismo, se conforma con el alivio del momento. Te da un beso en la mejilla, te lo agradece con el alma. Y uno se siente que ha hecho una ayuda efectiva.
    La responsabilidad en el acto de pensar es intransferible. Lo más dulce es decirle a la amistad. ---- Lo siento mucho, pero no puedo pensar por ti. O esa decisión de lo que piensas hacer, me la has dicho repetidas veces. Se le recuerda: te recomendé una lectura, o visitar a un doctor y no lo hiciste. Mejor vamos a dar un paseo, o ayúdame en esta tarea.
    Fuera de nuestro mundo suceden cosas malas (realidades objetivas). También hay pensantes con ideas activas, haciéndole mucho daño a la convivencia e interrelación de los pensantes. Son muy, muy pocos, y les estamos cediendo hasta el espacio interior de nuestro mundo. La mejor defensa, es un acto de pensar estable, sin titubeos. Puede que fracase la justicia social, pero nunca ser injusto con uno mismo.
    --- ¿Recuerdas la secuencia?-  El pensante – el acto de pensar – pensamientos – efectos que recaen en uno y en el cuerpo. Mantendremos el orden, aunque me salga algunas veces en ciertos puntos.
     --- Te dije que estaba haciendo comprimidos. Esto es para tener una visión panorámica inicial, y luego ahondar en puntos específicos que refuercen la comprensión, para así recuperar el control del acto de pensar, en las áreas o aspectos de la vida donde se es débil.
      La personalidad es un compendió de ideas fundamentales inter-relacionadas, que hemos establecido con el transcurrir del tiempo. En algunos aspectos somos excelentes con el control, pero otros, se producen temblores y terremotos en nuestro mundo muy peligroso para la estabilidad general. Incluyendo la del cuerpo físico.
       Lo siguiente, es hablar del pensante. No hay nadie que sepa más de ti que tú mismo. Hay quienes creen que otros saben más que ellos, y hay quienes  hacen creer, que adivinan quien y como eres hablando generalidades. ---Miras las nubes; alguna imagen te vas a formar. --- Las nubes no están mostrando nada, es uno quien concibe que lo hace. --- Entiendo… Sí, hay fenómenos que necesitan ser explicados. Pero hay que deshacerse de los trucos ilusorios que son explicados con “verdades” muy conveniente. ---- Acuérdate. El Sistema que mantenemos en el planeta, se apoya en la manipulación de la subjetividad de los pensantes. Somos clientes, consumidores y votantes para elegir o apoyar a quienes gobernarán.
     Como pensante, creador de la personalidad que aparentamos ser, indudablemente que hay una naturaleza común. Lo que verdaderamente somos, es preferible experimentarlo que llenarse solo de datos. Este conocimiento acordado, no es garantía de que se ha rehabilitado esa consciencia.
   ---- Te dije que prefiero llamarme pensante, que espíritu. La razón, toda la teoría acumulada culturalmente en este tema, tiene demasiadas contradicciones.  Decirle a un niño que es un espíritu, o que tiene uno, no es de ninguna utilidad. Pero decirle que es un pensante, se lo puedes demostrar de inmediato.  
    ---- Te prometo que hablaremos de cómo puedes experimentar tu verdadera naturaleza, si no lo has hecho hasta ahora. Hay buenos caminos para lograr experimentar ese estado natural. Yo solo pretendo acortar el camino. Por lo tanto reducir el tiempo, y que cada pensante pueda hacerlo con facilidad en su mundo.  
  ---- El progreso social debe continuar, solo que no podemos permitir que hayan rezagados. Una cultura en sus mejores momentos, debe englobar a todos los pensantes en el nivel alcanzado. De no hacerlo se derrumba. Esa es mi realidad, como todo lo que estoy diciendo, pero tú debes de ser libre al considerarlas.   
  ---- En el próximo artículo hablaremos del pensante. De mi te puedo decir; que me gusta escribir poemas, hacer mis propias canciones, pinto, hago esculturas, y me encanta pasear por mi mundo. No te pierdas lo mejor de ti, disfrútate que tienes con qué.

    Nos vemos pensante.