Translate

lunes, 18 de agosto de 2014

El acto de pensar y nuestros amados pensantes


     Gracias por la atención.

   --- Que bueno que estés aquí de nuevo. Mucha gente amada, en algún momento va a necesitar un poco de orientación. Importante es hacerlo, pero con datos comprobados. Como no tenemos una cultura del acto de pensar y su importancia, generalmente los consejos y recomendaciones que se le dan a quien busca ayuda, son argumentos que se improvisan y se recuerdan de la propia experiencia.
     La escuela tradicional del pueblo es “la voz de la experiencia”. Los adultos nos sentimos una autoridad en el campo del pensar, basados en la experiencia. --- Tú y yo sabemos que la vida no ha sido fácil; esa experiencia está llena de dolor físico y emocional. No le faltan accidentes y enfermedades; decepciones y fracasos. --- Voltea por un momento para ver el pasado. Esa experiencia tiene que ser cernida, para extraer las rocas, y suciedades.
      Ha ocurrido, que en algunos momentos nos hemos detenido a reflexionar nuestra historia de vida. Sacamos conclusiones, retocamos un poco aquí y allá, y nos sentimos mejorados. Ya sabemos qué hacer si volviéramos a tener una nueva pareja; como tratar a los amigos que traicionan; que hacer con los hijos desobedientes que lo que traen es problemas a la familia; etc… Nos vemos una autoridad en la materia del vivir. Y sentimos que debemos hacer todo lo posible para que nuestra gente amada piense de la misma manera.
      ---- Hay amigo pensante. Esa demostración de amor, de infinito deseo para que no le pase lo mismo que nos pasó, o de lo que deducimos le puede pasar. Generalmente termina en el cesto de la basura, si es que está dispuesto a oír lo que se le ha repetido varias veces. Nos empeñamos en hacerlo entrar en razón, e insistimos que cambie su manera de pensar tomando los datos que queremos que use. Yo use la voz de la experiencia con mis hijos, antes de terminar de explorar por completo mi mundo. Fracasos, ellos hicieron lo que pensaron. Y si alguna vez siguieron las indicaciones, tuvieron cuidado de no mencionarlo. ¿Y sabe porque? Para evitar que les dijera “Gracias a mí”. No por falta de agradecimiento, sucede que cuando un pensante esta “Vivo” no permite que le roben su protagonismo en el Acto de pensar.
    Existen los mensajes subliminales. O mensajes que la conciencia de los sentidos no puede detectar, pero la consciencia del pensante si puede percibir. Él no sabe cómo, pero con las comunicaciones se siente agredido, o siente que se le quiere negar “su poder de pensar”  Este poder es la garantía de su libertad y determinismo. “Por amor también se mata”.
    Lo primero que hay que tomar en cuenta es que cada Pensante es un mundo. No hay dos mundos iguales, y cada quien es autónomo en el acto que le permite configurar su personalidad. Si queremos que a las personas que amamos no les pasen cosas malas, y que si le llegaran a pasar, sea capaz de sobreponerse de la mejor manera. Entonces, debemos respetar su acto de pensar. Reconocer las comunicaciones que pueden ser interpretadas como una agresión a este acto mágico. Y alertarlo para que defiendan su autonomía.
      --- No, eso que piensas no va a ocurrir. No se le está dando permiso para que haga lo que le dé la gana. Ya está haciendo lo que le da la gana con su pensar. Y no hay algo que un pensante agradezca más a otro, que interprete o sienta que este le permite o le facilita ser libre en su acto de producir ideas. Por eso es que hay que hacerles saber que es dueño absoluto del apto de pensar, que no necesita permiso de otro, y nadie aunque quisiera le puede impedir que piense.
      Cuando el joven prefiere seguir con amistades, que a simple vista se observa que lo que va a compartir son actos delictivos o dañinos para su salud. Lo hace porque siente que es libre para pensar junto a ellos. Y si está buscando libertad para pensar, la vida o alguien le han hecho creer o sentir que se le coarta su derecho.
     Aquellos que quieren inducir malas comportamientos, usan como señuelos hacerle ver al joven que es libre para pensar lo que quiera. Y lo ponen en contra de sus padres o adultos, haciéndole ver que no debe permitir que piensen por él. Muchos de estos jóvenes, o adultos que están en malos caminos, solo están actuando con la “voz de la experiencia”  Ellos fueron víctimas y encontraron esa solución, que se la ofrecen ahora a sus mejores amigos y en quien detectan sufre lo que ellos sufrieron.
      --- Haz oído las frases que usan los jóvenes, para inducir a otro a que haga una tontería. “Tú mama te tiene sometido” “tú eres un sometido”. Y el muchacho para demostrar que es libre para pensar, hace cualquier estupidez. Esta es la razón, y tiene que tener ya alguna impresión de que se le ha estado impidiendo. Nuestra responsabilidad como pensante adulto, es facilitarle esta comprensión.
      El estado de sentirse libre “en el acto de pensar” en presencia de otro pensante, contiene una gran afinidad. --- Usa la experiencia o los recuerdos, y descubre en tu incomodidad o placer de estar con alguna persona, como todo se fundamentó en  lo que sentías que sucedía con tú libertad de pensar. Las razones que uno acostumbra a darse son las superficiales, las que están a la vista, pero ahora necesitamos llegar a lo profundo. La vida necesita con urgencia esta comprensión ahora.
     --- Y no te preocupes amigo pensante. Más libre se siente un pensante en su actividad pensativa, más capacidad tiene para razonar, por lo tanto comete menos errores con su vida. Las reglas de convivencia solo molestan a quien está a la defensiva, creyendo que le impiden ser libre para pensar. Y ya lo veraz en ti mismo ahora que le estas dando más brillo a tú poder. Vas a resistir sin inmutarte, impacto que antes te hacían pasar largos malos ratos.
    Hasta la vista pensante. Este punto pica y se extiende.