Translate

sábado, 30 de agosto de 2014

LOS CICLOS Y LA IDEA DE NADA

.
----Hola mi querido pensante. Vivir cada momento de la vida como si fuera la primera vez; vivir en tiempo presente; romper las cadenas con el pasado y la obsesión por el futuro, dejó de ser un problema insoluble.
---- Si estás de acuerdo, en que primero debes no tener para tener, no ser para poder ser, entonces estamos de acuerdo que la idea de Nada, de la forma que la definimos, conduce a experimentar ese estado. Entonces, es así que se tiene un verdadero comienzo de cualquier ciclo.
      En la vida, aunque el movimiento no para, y el tiempo (aparente) no se detiene, el pensante necesita experimentar el cese de movimiento y parar el tiempo. Todas las acciones que ejecutas permanentemente son ciclos. Siempre terminas de hacer una cosa para comenzar otra. No importa si atiendes varios ciclos a la vez, todos deben concluir.
---- Fíjate; objetivamente, en la realidad física, o en la interacción con otros pensantes, los ciclos concluyen, quieras tú o no. Terminó la hora del trabajo, y la oficina cierra; tú pareja té abandonó, y es un hecho; terminó el juego de tenis, hay un perdedor y un ganador. Los ciclos concluyen fuera  de ti, pero tú tienes que cerrarlos en tu mundo. De no hacerlo, no hay un verdadero nuevo comienzo. Y arrastras como una locomotora una hilera de vagones cargados de rocas. Y luego té preguntas, si vale la pena vivir una vida donde no hay descanso.
---- Es imposible sentir otro beso como el primero, hacer el amor, comer, beber, compartir, trabajar, cocinar, barrer… todos los ciclos de acción, si no se cierran los ciclos en uno. ---- Hay días que has trabajado, o hecho una gran cantidad de actividades, y al final de día te sentías liviana(o), con energía y buen ánimo para disfrutar la noche. Ese día lo hiciste, venias de cerrar ciclos, y a estos del día también los hiciste concluir.
---- Date cuenta que no es algo nuevo para ti, sabes hacerlo, pero el cómo se hace lo hemos descuidado. La automatización del pensar ha sobrepasado los límites, y por eso cuesta intervenir para recordar que tú eres el jefe. El que está al mando en ese mundo.
---- La idea de Nada está para comenzar un ciclo de ser, hacer y tener. ---- Observa, también está para cerrar el ciclo. Para que la veas, usemos la similitud del cero. Son nueve los números con valor, el cero puede ser colocado para iniciar un ciclo y para cerrarlo. 10, 20, 100, estos son ciclos cerrado. 19,99999 es un ciclo abierto.
     Igual se hace con la idea de Nada para cerrar ciclos. Un ciclo abierto persiste hacia el infinito, el tiempo no se detiene para el pensante. No es un ciclo que se carga, son infinidades de ciclos, unos más importantes que otros, y todos te exigen atención y energía. Estés consciente  o no, te hacen desperdiciar tú poder.
---- Todo el estrés es acumulación de energía. En el mundo propio continúa la acción sin parar, y en el mundo exterior cae la noche, termina un día; amanece y comienza otro con cualquier cantidad de compromisos. Y cuando no se puede arrastrar el peso de los vagones cargados de piedra, no queda más remedio que parar el cuerpo. El pobre ha hecho lo que puede, ya no resiste el agotamiento, no se puede levantar de la cama.
      El pensante se hace trampas para salir de ese atolladero, se hace el indiferente, el que no le importa. Argumenta “que no se va a dar mala vida” “que lo pasado es pasado” Pero por dentro lleva su procesión. Los ciclos en el mundo propio, si tú no lo cierras, el tiempo, ni nada de lo que imagines lo va a cerrar. Los terapeutas que hurgan en el pasado de los pacientes, y los mismos pacientes, saben que encontraran dolor y cargas negativas, que “no sabían” que aún les dolía tanto.
    La base de sustentación de todo estado emocional o de cualquier tipo en el pensante, son pensamientos producidos por él. Pensamientos que mantienen su valor e importancia gracias a una idea de Nada previa, por lo tanto, ciclos abiertos que requieren que el pensante piense la idea de Nada para cerrarlo. ---- ¿Qué como se piensa la idea? ---- Acuérdate que las palabras solo son transportes, la idea la formas tú. La palabra Nada te ayuda a crear un sentir. Este efecto de Nada es la idea. Igual como sientes cualquier otra idea que la puedes encontrar pensando una imagen o palabras. Piensa en el significado de la palabra frío, o caliente. En la medida que haces la idea sientes el efecto hasta en tú cuerpo.
        Ya estamos en el tráfico de la vida, en plena autopista. Esto quiere decir que ya tenemos numerosos ciclos abiertos, y unos cuantos pendientes por abrir. Así que lo primero es revisar que no haya ciclos pendientes por cerrar, para actualizar el presente, y proyectar el futuro limpiamente.
      ---- Comenzar sin poder parar es descontrol. ¿Entiendes el porqué de la importancia de tener el control del acto de pensar?  De él depende hacer ideas efectivas. ---- Pronto hablaremos de un ejercicio sencillo para refrescar la idea de Nada y echarle un vistazo al acto de pensar.
 ---- Gracias, ha sido un grato placer compartir. Hasta la vista pensante.