Translate

domingo, 10 de agosto de 2014

Un maestro del pensar insatisfecho


            
               
                   
      Muy difícil de digerir la idea de que se es un maestro del arte de pensar. Menos que se es poseedor de un poder incalculable, con tantos déficits y descontroles en nuestro mundo. Para muchos pensantes, el mundo del pensamiento propio, es el último sitio donde quieren estar. Un gran promedio de pensantes de las viejas y nuevas generaciones andan en forma desesperada de encontrar en el mundo exterior cualquier cosa que les llame la atención, para no tener que observar o sentir, lo que acontece en su mundo.
       Aquellos pensantes que no encuentran como motivarse en el mundo exterior, no les queda más remedio que rumiar pensamientos y divagar con pensamientos basura para entretenerse, y no tener que confrontar la realidad de su mundo interior. ---- ¡Ah! Pensamientos basura, así llamo a los pensamientos inservibles, con los que uno imagina argumentos de lograr todo lo que a uno se le ocurra. Todos sabemos, que lo que uno imagina de esa manera, de cómo quiere uno que sucedan los hechos para uno ser el ganador, nunca será de esa manera. Este auto engaño es posible, por el poder que tenemos para hacer realidad los pensamientos, pero en una condición de control degradada.
         ---- De todas maneras tienes razón pensante; no hay manera de quedarse tranquilo y no aclarar de una vez, si somos unos buenos para nada, que se consuela con vanas esperanzas. Es incómodo vivir con el fuerte presentimiento, de que se puede dar con el pensamiento, muchísimo más de lo que ahora estamos produciendo.
      ---- Quizás te ha ocurrido como a mí, que desde que tengo uso de razón, he tenido el fuerte presentimiento de que hay algo grande, o una fuente inagotable de sabiduría en alguna parte de mi interior. Yo tuve el cuidado de que nadie se enterara que andaba en la búsqueda de un tesoro en las profundidades de mi ser. ---- Sí maestro, de niño hice intentos con algunos amiguitos de contarles mis aventuras. Cuando les hablaba de lo que estaba buscando y de la manera que lo estaba haciendo, veía en sus rostros la expresión inconfundible de: “el pobre se está volviendo loco” De hecho, algunos me llamaban misterioso. Mire los rostros de los adultos buscando donde apoyarme, y opte por guardar silencio; parecía que mis amigos tenían razón. Ya todas las verdades estaban dichas. Y los adultos, todos repetían lo que todo el mundo sabía, por costumbre y tradición cultural. Debía tener mucho cuidado, o terminaría con una camisa de fuerza, por estar suponiendo disparates.
       ---- Perdona pero me estoy sonriendo. ---- Ya, ya… continuamos. ---- ¡Ah! ¿Quieres saber el porqué de mi sonrisa?  ---- No es de ti, pero me sonrío contigo. Imagine en instante, el momento cuando comprobé que mis disparates era el tesoro perdido dentro de mi mundo. Y de inmediato te imagine como el personaje de las comic; “Tío Rico Mc Pato” sentado en la montaña de monedas de su bóveda, dándose un baño con el tesoro. Estoy seguro que si no has abierto tú bóveda, no ha sido porque no lo has intentado. Esa llave que llevas en la mano, que has tentado de botar, pero te has contenido, ha llegado el momento que sepas porque te has negado de deshacerte de ella, y para que la trajiste contigo desde que tienes uso de razón.
       Este, es tú momento. ---- Perdona que te tutee, pero ya me parece que nos conocemos de muchas vidas. ---- Está bien, de esta vida, no vaya a ser que toque susceptibilidades con las creencias. ---- Mantente siempre en tu poder de creer o no.  Este es el momento de aclarar de una vez por todas, si somos un paquete de neuronas pensantes, fantaseando lo imposible. Si es así, no sé porque la humanidad con tanto que tiene que agradecerles, no le ha hecho estatuas y monumentos a las neuronas por todo el planeta. ¿Verdad que es extraño?  Al parecer, no solamente tú y yo, nos sentimos a gusto con pensar ser, solo un montón de reacciones químicas, físicas y eléctricas, respondiendo a estímulos del ambiente.
       Un pensante insatisfecho, no solamente es por vivir con la incertidumbre de su verdadera naturaleza. También lo es; al ver el caos en su mundo interior, resultado de una especie de impotencia y efectividad para hacer valer los pensamientos que desea se cumplan. Yo pasé por la vergüenza de verme como un director de orquesta, con la batuta en la mano tratando de que mis propios instrumentos me hicieran caso. ---- Justamente eso que estás pensando. Provoca partir la batuta en dos, batuquearla contra el piso, y mandar todo al carajo. Menos mal que el presentimiento de una fuente mágica en mi mundo, le había sacado más brillo, y pude resistir tormentas propias y sociales, sin degradar el principio de ser causa. Causa de todo lo que viví y experimenté.
      Este es el orden que me gustaría que nos pudiéramos de acuerdo, para ahondar en la teoría y acercarnos a los procedimientos para revertir el descontrol, la pérdida de poder y maestría en el arte de pensar.  El pensante ---- El acto de pensar ---- Pensamientos (ideas) ---- Efectos psíquicos y físicos.
     Recuerda, estamos circunscritos al mundo propio, al mundo del pensamiento. El desenvolvimiento en el mundo exterior, será el siguiente objetivo, aunque no podemos dejar de mencionarlo durante todo el camino.
        Esta es la secuencia.  El pensante – el acto de pensar – pensamientos o ideas – efectos psíquicos y físicos.
        Hasta el día de hoy, los énfasis para atacar los males, o hacer correcciones en el mundo del pensamiento, es yendo contra los efectos, (conductas, comportamientos, malestares, nerviosismo, inquietudes, dolencias, etc.,) Otros enfrentan los pensamientos, tratan de cambiarlos y controlarlos. Y los más abatidos y desesperados le caen a “piña” al pensante. Lo de piña es un decir; “caerle a golpes”.
     Curiosamente muy poco se habla del acto de pensar. Y más confuso para el que clama por ayuda, es cuando le piden que controle la mente, la emociones, las reacciones etc. ---- Fíjate hermano. Es tanto la necesidad y el deseo de estar bien, que la gente usa todos los recursos anímicos y materiales que puede, para salir de su mala condición. Y es más, cuando ya estás muy malito, todo tiene que hacerlo alguien por él. ---- Tú te imaginas, mi hija me regaló mi primer teléfono celular, fui unos de los últimos de Venezuela en tener uno. El instructivo que traía, describía yo no sé cuántas funciones, y estuve meses recibiendo y haciendo llamadas únicamente. Durante todo ese tiempo desperdicie conocimiento, tecnología, y la capacidad del aparato para realizar cualquier cantidad de funciones útiles para agradar mi vida. El mismo aparato disponía los mecanismos para reprogramarse, si se cometía un error, y volver a la función normal, pero yo no los conocía. Para ser sincero, hace apenas unos pocos años, fue que salí al mundo exterior, mi nieto de seis años me da clase con la tecnología.
       ---- Que te quiero decir; que en  nuestro mundo están todos los mecanismos para auto reprogramar todas las funciones. No necesitamos de un técnico, a menos que se dañe el cerebro. En lo que se refiere a efectos del pensamiento, tú puedes resolver todos los problemas. Y puedes cosechar frutos deliciosos, con ideas que no sabías que podía traer a la realidad. Maestro, se acabó la anarquía de los pensamientos, de la mente, o de cualquier duende que ande haciéndole malas jugadas dentro de su casa.

       Por favor, medite acerca de esta breve conversación. Nos vemos pronto pensante.