Translate

lunes, 1 de septiembre de 2014

ACEPTAR Y LA IDEA DE NADA

.
 ---- Hola mi querido pensante. Aceptar lo hechos una vez ocurrido, es reconocido y recomendado para lograr la paz y la tranquilidad interior. Hay quienes ven la bondad que proporciona lograr este estado, pero se le hace imposible de experimentarlo.
----Querer no es poder. Y es muy decepcionante comprender lo que se debe hacer y fracasar en el intento. Esta comprensión seguida de fallidos intentos, contradice la regla: “La comprensión viene acompañada del control”. La aceptación es un estado que depende de la actitud asumida, y esta de ideas, y las ideas del acto de pensar, y el acto de pensar, del control del pensante al pensar con respecto al hecho que se está tratando de solventar.
---- Cuando se intenta la aceptación, es porque existe una experiencia pesada, dolorosa, donde el pensante la pasó bastante mal. Este estado previo, está vivo en el presente, alimentado por un acto de pensar inestable. Se sabe, que si se pudiera aceptar la realidad objetiva, o los hechos, se lograría la estabilidad interior. ---- Como te he dicho; el conocimiento no incluía, el acto de pensar y la idea de Nada para cerrar ciclos. Lo que se intenta al querer aceptar, es reducir a cero valores, o la importancia de los hechos. Lo cual no significa que no se puedan recordar. La idea es que se pueda, pero que no afecten o produzcan reacciones negativas.
  ---- Sucede igual a cuando uno se exige que tiene que; “controlarse, o controlar las emociones”   . El deseo no es suficiente. Debes recordar, cómo has estado haciendo para ser efecto de ti mismo. ---- No dejaré de mencionar que tienes el poder suficiente para hacer en tú mundo lo que desees.
 ---- Aceptar, es una palabra con un significado similar a todo lo que transmite la idea de la palabra Nada. La idea, que de ella se puede uno formar de una manera creíble, o con plena certeza, es lo que crea el estado de cierre de ciclo que se está buscando.
---- La idea de Nada es la esencia, de los estados de plenitud del pensante, (o  espiritual) El estado de concentración, de serenidad, equilibrio, silencio, quietud, de no movimiento, de contemplación, etc, se alcanzan mediante los efectos que produce la idea neutra, o carente de significado que le vamos a dar a la palabra “Nada”.
 ---- Para experimentar la pureza, hay que deshacerse de todo. Como cuando el creador te permitió la luz por primera vez. Hay quienes mal entienden la recomendación de deshacerse de todo lo material, para acceder al reino de quien piensa, es su creador. Cosas como;  “ser rico es malo” “divertirse es malo” etc. Y  buscan una humildad en la “pobreza”.
 ---- Una cosa es tener cosas materiales y otra cosa es que ellas te tengan a ti. O que sean los intereses materiales que influyan en tú manera de pensar.
---- Hay  muchas palabras con conceptos, que forman parte del estado que se experimenta con la idea de Nada. ---- Te diré algo: toda otra palabra que uses para formar una idea “positiva” tiene su contra-parte “negativa”. El procesador mental, cuando tú piensas en tranquilidad, buena salud, alegría, paz, etc. Lanza sobre ti, las intranquilidades, la mala salud, las infelicidades, etc. Que hayas tenido alguna vez en tú vida. ---- Si el pensante puede soportar el peso invisible de esta carga, entonces puede lograr la idea de tranquilidad en el presente, pero no puede bajar la guardia. Es decir, tener un mal momento, puede recaer.
---- La aceptación usa otras palabras como sinónimos, tal como el arrepentimiento y perdonar. Esta última parece fácil de llevar a cabo, y algunos que la recomiendan, parecieran estar a punto de obligar al pensante a que lo pueda hacer. O el mismo pensante se obliga: “tengo que perdonar” “debo perdonar”… Y dentro de su mundo continúa la intranquilidad, el pensar incesante, el deseo de venganza y la esperanza de que lo pague de alguna manera.
---- Con el arrepentimiento, para estar seguro que es “sincero” te piden que lo hagas de corazón. ---- Quieres que te diga una cosa, molesta que no crean que se intenta con sinceridad, pero eso no lo entienden los otros, porque el único que puede vivir en tú mundo eres tú. ---- Cierto que hay los hipócritas y los manipuladores que engañan para lograr sus objetivos. Por eso, después que alguien dice arrepentirse, hay que observar su comportamiento para saber si hizo el trabajo interior como se debe. Si no cambia su actitud, pueden suceder dos cosas; o es un hipócrita, o fracasó intentando regenerarse.
   ---- La intolerancia en todos los ámbitos, el no permitir que los demás sean como piensan ser. Es una falla de aceptación, pero no de aquello que está afuera, como parece. Es el de no poder aceptarse a sí mismo.
---- Solo el que no se siente libre, o no confía en mantener la libertad que cree tener, anda por la vida asegurándose que los demás no representen ningún peligro para su paupérrima libertad.

 ---- Ha sido un grato placer compartir contigo.  Nos vemos pensante.