Translate

domingo, 14 de septiembre de 2014

EL DOMINGO HABLAMOS DE AMOR



  Feliz domingo mis queridos amigos: Hoy como todos los días hay que dejar que el AMOR juguetee y se divierta como el inocente niño viajando y divirtiéndose por los predios de su imaginación, mientras la RAZÓN endurece las facciones para enfrentar la Realidad Objetiva.
 ---- He hecho amistad con una comunidad deseosa de envolver el globo terráqueo de flores para que el AMOR absorba el dulce néctar que hace bonita la vida. Los domingos compartiré con ustedes. Lo que haya escrito en la semana. Buen provecho.
AMOR DE:   AMOR A…
  AMOR DE: Son los amores cuyas emanaciones se filtran por la piel tensa del preñado vientre, volviendo la placenta lugar de confortable recogimiento. AMOR DE: Es ese que encuentras ahí, desde que abres los ojos al mundo, desde que inhalas tu primera bocanada de aire. Son AMOR DE: Madre, padre, familiares, y allegados íntimos a la familia. Sus dimensiones abarcan el todo y para donde quiera que vayas puede ver con los ojos cerrados el amor que te acompaña. Nunca te sientes desamparado. AMOR A… va a ser una experiencia con la cual se van a encontrar las personas en algún punto en el camino de su vida. AMOR A… marcará con un hito el punto en el tiempo donde germinó la semilla. Este retoño novedoso, recogerá las gotas de rocío y las vicisitudes del clima, y las usará como marcas indelebles para poner los límites de la onda expansiva del AMOR A… La eternidad parece poco tiempo, y cerrar los ojos para no ver permite quedar sin dimensiones. He ahí por qué el AMOR A… es ciego.  

 EL AMOR Y LA RAZÓN

EL AMOR se refugió en el CORAZÓN desde tiempos inmemoriales. Hoy es dueño y señor del aposento que late por los dictados de sus caprichosos requerimientos, y ha mandado hacer su corona con la figura simbólica de su conquistado territorio.  Muchas veces se ha corrido las voz de su prematura muerte y la desolación ataca en lomos del viento las agonizantes esperanzas que aún quedan con vida. Pero su reino, es capaz de soportar las más terribles devastaciones para volver a renacer con el sabor de las saladas lágrimas que inundaron el palacio real. Solo hay un enemigo terrible que levanta en arma su ejército de RAZONES, exigiéndole que abandone el CORAZÓN y traslade su sede al castillo fortificado con resistentes  estructura ósea.  EL AMOR, no se concibe vivir en el cerebro, un abarrotado palacio donde todos andan ocupados en resolver los problemas cotidianos, y resiste los inclementes ataques de la RAZÓN, convencido que su equivocación es el contraste que rompe la monotonía de la vida.