Translate

domingo, 28 de septiembre de 2014

EL DOMINGO HABLO DE AMOR.


HACER EL AMOR
   No sé quién fue el gracioso que se le ocurrió la brillante cursilería de decir que el ACTO SEXUAL, era HACER EL AMOR. Pienso que cuando se llega a la acción del sexo ya el AMOR debe estar hecho, fabricado, construido de fibras fuertes y resistentes para aguantar los embates tormentosos que nunca faltan en el cotidiano vivir. Para llegar al acto sexual  existen distintas fuerzas, motivos o razones; entre ellas EL AMOR, y la mayoría de las veces es el último de la fila. Generalmente, primero se despiertan los instintos febriles con los rostros cubiertos con pasamontañas que tienen estampados símbolos que identifican al AMOR. Con lenguajes seudoamorosos las partes interesadas montan un teatro fingiendo el despertar repentino del sentimiento que salvó la humanidad y mantiene las esperanzas de alcanzar  una vida plena de paz y armonía en el planeta, (EL AMOR) y todo esto solo para fornicar. Ciertamente los protagonista la pasan de maravilla hasta que el cuerpo escupe sudor y esperma para indicarles que EL FALSO AMOR SE ACABÓ. Pero la sangre también corre por las calles arrastrando vidas inocentes, fajo de billetes y carnes podridas, con bandadas de Buitres rondando los rellenos sanitarios donde se vive vendiendo y comprando sexo, y que “PARA HACER EL AMOR”.
    La excusa de llamarlo haciendo el amor porque así los niños se hacen con AMOR, son puras pamplinas, los hijos hechos por inseminación artificial no son pequeños Frankenstein fríos sin emociones ni sentimientos. Los que hablan con franqueza y no son tan cursi, dicen: Vamos a fornicar, a follar, a tirar, a joder,  o simplemente ni siquiera pronuncian palabras mientras se desnudan unos a otros con avidez.  Todos debiéramos estar HACIENDO EL AMOR permanentemente, producir este sentimiento lo suficientemente puro y grande para que cubra la humanidad completa. Lograr esto nos queda todavía muy grande, por eso mi admiración para el Gran Padre y ejemplo de la humanidad, de lo que es HACER AMOR DE VERDAD. --- Tú sabes a quien me refiero.  Un fuerte abrazo. Y ¡FELIZ DÍA!

Nota: El  amigo José Martelo, hizo la pregunta y esta es mi respuesta.