Translate

viernes, 5 de septiembre de 2014

LA INSPIRACIÓN Y LA NADA

.

---- Gusto en saludarte pensante. Dicen que la inspiración llega por su cuenta, pocos la salen a buscar. No saben dónde encontrarla; pero saben a quién culpar.
---- La inspiración es un impulso creador, un momento sublime para el pensante, no hay algo que se disfrute más que estar inspirado. Ni el mismo ilusionista, que hace realidad los pensamientos, no sabe lo que va a sacar del sombrero. La placentera expectativa que se vive, saca al pensante de este mundo.
   Aquel que ha tenido la experiencia, y saboreado sus frutos; se convence sin la menor duda, del gran potencial creativo que yace en él. Y como si fuera poco, recibe una adicional ración de reconocimientos de otros pensantes.
   La inspiración se convierte en el tesoro más preciado para los artistas, poetas, escritores, deportistas y todo aquel que sobre sale del nivel normal de la población por su talento. El resto, que son la mayoría, no extraña, ni cree que ese estado tenga algo que ver con ellos.
    La teoría que se ha generalizado, es que ese momento especial llega de manera casual, o existen rituales físicos para provocar su aparición.  
    ---- Los que creen en la casualidad andan preparado con lápiz y papel, o cualquier otra forma de hacer registros, porque así como llega, así se va. El pensante que está esperando por ella, hace todas las demás actividades que tenga que hacer, pero pendiente para cuando llegue.
   ---- En el mundo del pensamiento no hay nada casual, cualquier fenómeno que experimente el pensante, la causa es él. Y el hecho de que le haya ocurrido la experiencia, indica que puede repetir el fenómeno cada vez que lo desee. ---- También puedes impedir que se repita, aquellos fenómenos que no te agradan.
    Para provocar la inspiración existen, innumerables ritos muy peligrosos acerca de las condiciones que hay que tener para que se presente. Casi todos ellos, gracias a los famosos y sobresalientes pensadores que explican cómo lograron la inspiración para hacer su ya famosas obras. Quienes ven en ellos una autoridad en la materia, y ellos con su mal entendido y la necesidad de estar en primera plana; insisten en repetir las condiciones físicas y ambientales como única manera de incitar la Musa. En poco tiempo, no es suficiente la cantidad de alcohol, drogas, decepciones y sufrimientos para que la inspiración se compadezca de ellos.
  ---- Eso que pensaste también; los estados emocionales extremos; como estar enamorado, o sufrir un fuerte desengaño. Son los hechos más comunes que aducen, fueron la causa de su inspiración. ---- Fíjate a donde conduce; Para sufrir, lo que hay que hacer es dejarse caer, dejar de crear para que se mantenga la “normalidad”. Es algo bastante fácil para cualquiera, la inercia se ocupa de hacerlo rodar escalara abajo.

  El equilibrio, el balance o la armonía interior si no se causa no se experimenta. Para vivir momentos negativos impactantes, se puede hacer hasta con los ojos cerrados, pero no es fácil dar vida al amor, o estar dentro de la vibración de ese éxtasis. Los intentos de quienes a la fuerza quieren producirse una conmoción emotiva, se hacen probando con nuevas personas. Se “enamoran” con una facilidad que sorprende a propios y extraños. Tres días después “todo se derrumbó dentro de mí” (como dice la letra de una canción).  
  Por otro lado, una gran mayoría de la población está “resignada” a carecer de talento, y lo llama aceptar, aducen que no tuvieron la suerte de nacer con un destacado talento. “Cosas del destino”. No les hace falta la inspiración. ---- Si te identificas, no te ocupes, somos dos que pasamos por ahí. El caso es, que todo pensante puede inspirarse, puede abrir las puertas del salón donde yacen las incontables reservas de materia prima para la creatividad. ---- Por supuesto que verá florecer talento.
 ---- Bien, ya hemos resaltado la importancia y consecuencias, podríamos hablar de esto un largo rato. Trato de hacer el comprimido, pero que tengas los datos que te invito a reflexionar y a probar.
 Aquel que puede  con-centrarse, está en los efectos de la idea de Nada, aquel que se inspira también lo está. El estado, efecto de la idea de Nada, es la base para cualquier otro estado. Esta es la razón, que al explicar cómo se le ocurrió tan fabulosa idea, una actuación genial, o una improvisación fabulosa. Las respuestas son en este sentido: “La idea me vino de la Nada”,  “simplemente me deje llevar”, “Hacía otra actividad, y de pronto me vino la idea”, “no pensaba lo que iba a decir, a escribir o a dibujar” Como puedes ver, no se improvisa, usando la memoria o recordando. Las ideas brotan con espontaneidad, y ni tú mismo sabes con anticipación la idea. A menos que ya la hayas tenido y guardes registros para luego desarrollar la composición.
  El estado especial, es el causado por el efecto de la idea de Nada. ---- Y tú puedes producirlo. No tienes que esperar por él, o usar mitos populares como el de: “Para ser artista, poeta, o compositor hay que estar loco” Mas de un pensante deseoso de destacarse, asume o imita conductas cuyos efectos secundarios le arruinan la vida.
  En muchos momentos de la vida los pensantes han estado inspirados, y no han sacado provecho, por el condicionamiento cultural, “de que para ser genio se nace”. El cuerpo físico puede ser un proveedor de oportunidades, pero no todos los que son de gran estatura destacan en el baloncesto; no todos los que tienen buena voz son famosos cantantes; no todos los que son fuertes son valientes. También ocurre, y tú lo sabes;  muchos logran ser reconocidos, su físico les facilitó el camino, y los intereses de otros ayudaron a destacarse. Y luego no tienen el suficiente poder para soportar el peso que demanda la posición que ahora está ocupando. Como dicen “da pena, ajena”
   Con la inspiración hablamos de una condición del pensante en su estado natural. Y esto solo lo puede lograr despojado de toda indumentaria. Para mí un gran pensador;  Lao Tse, en su obra “Tao te King” dice: "Aprender consiste en acumular conocimiento, la práctica del Tao consiste en reducirlo. Sigue reduciendo hasta alcanzar el estado de NO-HACER. No hagas, y, sin embargo, nada queda sin hacer".
    El estado que se busca con la idea de Nada, es el estado que identifica la esencia del pensante. A partir de ahí, todos los roles que ya existen en uso, no son los mejores para la creatividad novedosa, o encontrar el estado adecuado para la inspiración.
   No se consigue la inspiración con una identificación o etiqueta que dice que uno es.  Me explico: Un compositor cuando está inspirado no es “el compositor”. Dejó de ser, “el compositor”  mientras crea. Lo sigue siendo para la opinión de los demás, pero él está inspirado, y para ello se desnudó con la idea de Nada y está sumergido en el manantial creativo.
   Otro ejemplo; un campeón de tenis, ya es un hecho. Es el campeón en tiempo presente, hasta que comienza una competencia.  Si inicia el juego sustentando la idea de que “es el campeón”, deja de crear  la concentración, y no aparece la inspiración por estar siendo o activándose con una idea de que "es el campeón", cuando la realidad  presente, es que: “fue el campeón” Está en pleno juego, debe completarlo con éxito para hacerlo realidad nuevamente.
  Observen sus computadoras, los expertos quienes las piensan, viven dándote actualizaciones. El mundo afuera es una imitación del mundo interior, ¿Cómo es que somos los programadores de nuestro mundo y no sabemos actualizarnos? ---- Tienes razón; no es que no sabemos, lo hemos descuidado, pero aquí estamos repasando el manual.
   La inspiración está disponible cuando experimentas la idea de Nada. Esto es lo que has hecho cuando te has inspirado, las motivaciones no son las causas, pero las puedes usar consciente mente para darle dirección a los contenidos de las ideas.
  ---- Yo que tú, rebuscara todos esos sueños abandonados, o sometiera a prueba mi talento para observar si hay cambios significativos usando los datos. Claro, no olvidemos que el acto de pensar, sigue siendo el punto de partida, y las fallas aquí, se reflejan en toda la cadena de producción.
    Aquel que ya ha emitido decretos, de que “es como es”, tiene una montaña de rocas entre las manos para romper. Inclusive si se trata de un rol con valor o calificación positiva, igual es un freno para dar más y mejores ideas. --- Oye lo que responden algunos artistas conscientes, “la mejor producción u obra es la que aún no han hecho” Los que viven de añoranza dicen  “Yo soy” (pero se refieren a su currículo) Ya no hacen presente ni futuro. Aquí aprovecho para recordar a mis amigos de cierta edad; cuidado con las etiquetas que llenan de orgullo. “Yo fui” “Yo hice” El yo ser ese que fui, muestra un presente vacío de vida, y un futuro dudoso.
   ---- Con el efecto de la idea de Nada, obtienes el mayor grado de concentración, y el estado ideal para la inspiración. Aumenta el volumen de tú poder y la calidad de tú ideas. Prepárate que pronto vamos “Hacer Nada”
  ---- Gracias por tú atención, que tengas buen provecho. Nos vemos pensante.