Translate

miércoles, 15 de octubre de 2014

¿COMO ESTOY...? ¿COMO ME SIENTO...?


 --- Hola feliz día amiga(o): Cuanto nos gustaría convivir y relacionarnos con personas fuertes, sanas y felices para soltarnos tal como somos sin el excesivo cuidado de lastimar a alguien. Aquellos con el suficiente poder para soportar vendavales y mantener su mundo propio en calma, son los que tienen la suficiente flexibilidad para ponerse a la altura de sus allegados y no agitarles mucho el agua porque se hunden.
 --- Ser flexible y capaz de moderación es una virtud, solo los rígidos poseídos por sus propios pensamientos se convierten en personas exigentes e hipersensibles demandando que todo el que los trate se rija por sus debilidades. Y aquel que se le convierte en un problema la condición de otro, tiene dudas de su propia estabilidad. En la comunicación cuando se está en el papel de emisor se tiene la responsabilidad del efecto que se va a producir en quien o quienes reciben el mensaje. No se trata de que orgullosamente se tenga como ideal hablar siempre con la verdad por delante. A un menor o a una persona mayor todo el tiempo no le hace bien que le sueltes la verdad sin ningún miramiento previo.
 --- Hay relaciones que uno escoge, selecciona y decide le intensidad o profundidad del trato, en estas sociedades como las de pareja, negocios o amigos, los participantes, se suponen han expuestos sus realidades y se han llegado a acuerdos que marcan las pautas más importantes desde el punto de vista de cada uno. Pero también hay relaciones que no se escogen, no se puede cambiar a los padres, hermanos y familiares por otros que sean a nuestro gusto. Inclusive hay relaciones de trabajo donde la conservación de la cordialidad es fundamental para los intereses de quienes están involucrados y se requiere el poder para moderar el carácter y flexibilizar actitudes. En las relaciones como las de pareja, fundamental para la estabilidad de la sociedad, es en teoría, pero se plantea que debe ser para toda la vida, sin embargo ambos consortes tienen  que ser muy buenos para mantener sus propios mundos en armonía, ya que los efectos de sus propios desórdenes mentales golpean directamente a quién le acompaña.
  -- He aquí porque es importante la responsabilidad con nosotros mismos, no solo para ser egoístamente felices mientras el mundo se derrumba a nuestro alrededor, tenemos el deber de ser capaz de facilitar y permitir ser, sin que eso represente o se convierta en “estoy dejando de ser por complacer a los demás” Si esta fuera la impresión, algo no está tan bien como se cree. Pienso que podemos crecer más  y dar más de lo que podemos ahora, estoy satisfecho conmigo pero quiero ver más sonrisas. El mundo a nuestro alrededor definitivamente no está marchando ni siquiera con normalidad, reconozco que cada quien tiene derecho a ser como le plazca, pero debe ser consciente que está a bordo de una nave donde lo que ocurre en ella le hará llegar su cuota.
 --- Como pensantes, el poder que tenemos en uso es una décima parte de lo que puedes crear para proveer tus sueños y hacer realidad lo que aspiras, nadie puede dar lo que no tiene, los límites no los ponemos nosotros. Feliz día.

  --- Nos vemos pensante.