Translate

viernes, 17 de octubre de 2014

NO CREER EN UNO MISMO, ES CREER


 --- Buenos días, tarde o noche querido amigo(a). Creer en uno mismo es toda una contradicción, ya que no creer como muchos lo sienten, es una creencia igual de afirmativa y se comporta como tal. Estas torceduras de las ideas son las que complican soltar el lazo que impiden el cambio positivo que se está tratando de dar. Por otra parte, aquel que está lleno de creencias con sentido o significado de no creencia en mismo, no está en condiciones de creer en otra persona. No crees que puedas ser fiel a tú pareja, también crees que ella no lo será. No crees en la honestidad, te comportas deshonesto, y para ti, los demás también lo son.
 --- Hay aspectos en la vida o áreas donde la credibilidad en uno mismo produce el efecto positivo que deseamos, y hay otras donde la credibilidad en uno mismo produce efectos negativos. Es en estos aspectos negativos donde invertimos la idea de que esa credibilidad es una no credibilidad. Me explico; Digo, “no creo que pueda…” esta idea es la que creo, pero la identifico como  no creo. La creo afirmativamente y están verdad para mí, que así me siento y actuó con una inseguridad incontrolable. Para deshacer esta credibilidad que me estoy cuestionando y que la llamo “no creer en mí”, hay que trabajarla como lo que es, una credibilidad, no como una no credibilidad. Es decir reconozco que creo en de esta manera dudosa, insegura, con un sentir que altera los nervios. Este enfoque va directo a la idea verdadera que sostiene la condición que queremos mejorar y nos salimos de la apariencia.  
 --- Ahora, no todo se trata de que la credibilidad que produce inseguridad, toda es producto de traumas del pasado, la consciencia de que no se tiene conocimiento acerca de algo produce una condición de inseguridad, o si el conocimiento que se tiene no es suficiente. Así que lo primero que hay que hacer es descartar este punto, ya que actuar de esta manera producirá resultados que harán que el pensante se cuestione su talento y concluya la idea de “no creo en mí mismo”. Si existen antecedentes de hechos pasados que influyen en la conducta insegura, tienen que ser tremendamente fuertes para resistir el conocimiento con el que se está reformulando las ideas.
 --- Los síntomas de la “no creencia en sí mismo” son conocidos ampliamente, todos vivimos la experiencia de la inseguridad, desconfianza, de la nerviosidad al hacer algo, y no solo en uno, vemos a otras personas inseguras cómo se comportan y la serie de dificultades que causan por su condición. Por ejemplo; los celos descontrolados, retraerse o evadir situaciones donde se cree que no se puede, son situaciones limitantes que si no se superan a tiempo con el paso del tiempo se convierten en lo que parecen características propias e imborrables de la personalidad.
 --- La idea de creer en uno mismo positiva o negativamente, es una idea que se desarrolla por convicción, es decir los hechos o las experiencias marcan la pauta del contenido de la idea que se va formando el pensante desde su nacimiento. En esta experiencia acumulada entra la inducción por medio de la comunicación de las personas que están alrededor del niño mientras crece, se le puede convencer de mil maneras que no sirve para algo específico o para nada en general. No todos los niños o jóvenes son iguales y cada quién responde a estos mensajes negativos con actitudes diferentes. Pero las estadísticas indican que son mayoría los que son afectados negativamente y muchos pierden tiempos y valiosas oportunidades en la trayectoria de su vida, por estar luchando para vencer las limitaciones que se ha impuesto, por causa de esto. 
 --- Le indicamos al joven, -- “oye tienes que creer en ti mismo para alcanzar el éxito” ¿y que hace con la idea de; no estoy seguro, lo dudo, no creo que pueda? Armarse de valor para superar un miedo a la fuerza, es como jugar a la ruleta rusa con un arma de cinco balas cargada con cuatro, la probabilidad de volarse la cabeza es mayor. Así que lo recomendable es que trabaje su CREDIBILIDAD NEGATIVA, con conocimiento y prácticas  para desarrollar una convicción positiva.
--- La regla es: todas aquellas actitudes, maneras de ser o de comportarse que se quieran mejorar o erradicar, primero hay que deshacer o modificar la matriz, el molde o patrón que se está utilizando. Y como ya todos sabemos, la materia prima para elaborar estos patrones son pensamientos, o ideas que se producen en un acto de pensar que puede estar o no bajo control. Con esto quiero decir que no se pueden trabajar las ideas con un acto de pensar descontrolado, hay que atender esta situación primeramente.
 --- Los pensantes no piensan para hacerse daño sin embargo producen pensamientos que le afectan negativamente, la creencia generalizada es, que es por falta de pensamientos positivos. Yo quisiera saber quién no quiere pensar positivo, en otras palabras pensamientos cuyos efectos sean positivos. El hecho es, que quiere pensar positivo porque obviamente está pensando negativo, no es porque le falta una dosis mayor de pensamientos positivos, es por los pensamientos que ya le están dictando la manera de sentir o de ser.  
  --- La falta de conocimiento no se puede calificar de tener pensamientos “de no creo en mí mismo” Como hemos dicho es una inseguridad por saber que no se sabe. No hay pensamientos para un pensante hasta que no los piense, del resto todo lo que escribimos o comunicamos como mensajes son datos, informaciones con opción a que haya un pensante que piense un pensamiento al respecto. El que comunica lo llama pensamiento porque él así lo pensó, pero el lector es el que va a producir su idea, las “autoridades” deben reservarse su poder para que lo usen en su mundo. --- Nadie puede entrar al mundo propio de otro, pero el pensante abre las puertas a la comunicación que le llega, y a partir de ahí, todo queda en manos de él.
 --- Gracias por tú atención, te dejo esta paradoja a tu criterio.

 --- Nos vemos pensante.