Translate

miércoles, 29 de octubre de 2014

SEMANA DE BRUJAS Y MUERTOS


  --- Gusto en verte por aquí; Como siempre te recuerdo, nadie puede pensar por ti. Pero ocurre y es un hecho, que también formamos ideas influenciados por las comunicaciones que se reciben de otros. La diferencia de una idea producto de la observación directa y otra producto de la interpretación de la interpretación de otro, deja un enorme vacío que se rellena con cualquier cantidad de suposiciones que parecen encajar lógica y perfectamente. Todo lo que se diga acerca del espíritu puede ser comprobado por quien se cree que es un espíritu, ¿porque hay tanto interés en saber y muy poco para corroborar en sí mismo la verdadera verdad? Mi respuesta es el exceso de dependencia y los tenebrosos cuentos que desde niños ocupan la mayor parte de la data que dispone el pensante para apoyar sus análisis y discernimiento de un tema donde hay que abstraer la esencia, de las palabras que se usen para hablar de él.
--- El mundo propio está habitado por un espíritu pensante que es el centro y operador de lo que allí ocurre. Es un psíquico por naturaleza pero este poder lo interpretan de manera que solo unos pocos privilegiados lo tienen y se convierten en los voceros oficiales para informar del mundo espiritual (o muertos). Las palabras “Alma y espíritu”, son tan usadas con todo tipo de sentido, que hay quien cree que aparte de un “Espíritu” también tienen un “Alma”, y ahora quizás me haga culpable de tener también un “Pensante”.
  --- Insistiré en llamarme pensante y no espíritu, porque cualquiera puede comprobar que piensa y se afecta con sus ideas, pero no cualquiera puede hacer “lo que dicen” que hacen los espíritus cuando andan sin cuerpo físico deambulando o fastidiando la vida de otros. --- El más renuente a estas creencias se le oye decir “De que vuelan, vuelan” y usa sus recursos propios para protegerse del poder oculto de espíritus malos. A ciegas la mayoría usa un sin número de objetos simbólicos y ejecuta rituales  y ceremonias para estar a salvo de unos espíritus más confundidos y asustados que quienes les temen. Encarar a un espíritu en malas condiciones psíquicas es más fácil que encarar a un malandro o delincuente menor de edad. Hay programas y películas de todo tipo que describen las andanzas de los espíritus descarnados, todos coinciden que comunican, dicen lo que piensan; por lo tanto se deduce que pueden pensar sin el cerebro físico. Y si pueden pensar aun sin el cuerpo, siguen siendo efecto de lo que piensan, por lo tanto; si tienen un acto de pensar descontrolado siguen siendo víctimas de su propio descontrol. La falta de cordura causada por una actividad pensativa descontrolada estando en vida, la tendrá igual después que el cuerpo físico muera. La conciencia que adquieras acerca de tu propia naturaleza, es la conciencia para saber porque y para que estás en este plano físico. --- Mi novela “Entre la muerte y el Demonio” es una ficción donde mis personajes llevan a cabo gran parte de la historia en el plano espiritual; mueren y vuelven al plano físico demostrando que sí se regresa del “más allá”. Es una novela, pero como me gustaría describir de verdad lo que he visto y puedo ver, aunque los grandes intereses que viven del misterio y la oscuridad pongan en una hoguera mi nombre físico. Pero no es por estos enemigos naturales del despertar espiritual que debe reinar en el planeta, que me voy a inhibir, se trata de tú auto determinismo y libertad para hacer uso de tu poder. Un milímetro de consciencia logrado por iniciativa propia es un año luz de diferencia, cuando se compara con “conocimientos cocinados por otros”. Y yo no voy a entorpecer, o indirectamente hacerte sentir que soy más espíritu que tú.
  --- Gracias por compartir, no sabes cuánto te lo agradezco. Nos vemos pensante.

 ---