Translate

viernes, 7 de noviembre de 2014

ASÍ SON LOS FARSANTES


  --- Hola amiga(o). Los pobladores del planeta ven con indignación o incredulidad como quienes mueven los hilos de este títere llamado Sistema, son de consciencia imperturbable. Los sentimientos o emociones que todos reconocen como sanos y nobles, no les hacen falta para quedar bien con el creador, los hechos hablan por ellos y el que se les conozca tal como son, no parece importarles. Lo que piensen los demás parece no quitarles el sueño ni les impide volver con su expresiva sonrisa a estrecharte la mano o a dar otro colgajo de promesas que no piensa cumplir. Estos arquetipos de personas deslumbrantes de éxitos, ejemplo de quien y como se tiene que ser para estar en la cima, confunden al común de las personas y hasta al experto teórico. – Tú has disfrutado el sucio espectáculo cuando se enfrentan dos caimanes del mismo pozo, se dicen tantas verdades y mentiras entre ellos para descreditarse y  el resultado es un pueblo seguidor dividido, enfrentados entre ellos para defender cada quien sus ídolos. ---Estos ejemplares líderes de opinión social aparentan ser amos de un control del acto de pensar envidiable. Objetivamente fuera de ellos son capaces de hacer realidad cualquier pensamiento que se les ocurra, ¿Quién no quiere ser un pensador así de poderoso como ese señor o esa señora? Las nuevas generaciones prontamente se dan cuenta de cuáles son los mejores métodos a imitar para llegar a las alturas del poder y viven soñando con ser, como fulano de tal. --- Hay  (yo me incluyo)  muchos que criticamos, a la diestra, a la siniestra y al centro, con toda razón, los hechos son quienes hablan por nosotros. Pero hay un efecto de rebote para estos inquietos pensantes que es casi imperceptible. Este proviene de ver con impotencia como los farsantes siguen intocables en la palestra recibiendo validación y premios de sus víctimas. Confunde al realista que exige justicia social en primer lugar y que luego Dios se ocupe del resto. Pero más confunde al que espera por el castigo de Dios y el individuo alcanza record de vejes jodiendo la vida de los demás.
  --- Hay una legión de criminales disfrutando un poder que le entregan las mismas víctimas. No solo es una verdad vergonzosa cuando se refiere a esta alcahuetería, aquello que dice “Cada quien tiene lo que se merece” esto contiene otra verdad como el hecho de sembrar impotencia y hacer sentir a la víctima culpable y eximiendo de la justicia al anti-social. --- Te voy a sugerir un agujero para que mires el mundo de estos criminales, solamente acuérdate un momento de descontrol, hazlo real. Ahora imagínate ese descontrol elevado a la enésima potencia. ¿Lo imaginaste? Okey, en ese estado se encuentra el mundo propio de estas alimañas. Allí no hay manera que logre satisfacerse, ni el dinero, ni la familia, ni el sexo, ni las propiedades, ni los altos cargos, ni la venganza, nada mi amigo. Esos personajes son cantaros huecos que nada se queda en su interior, y la larga vida a la que llegan comparadas con las de nobles personas que mueren “antes de tiempo”, no es un premio de Dios, es castigo, hacerlos vivir en el infierno terrenal con la tortura adicional de ver a sus víctimas que aún pueden disfrutar la lluvia por las goteras que se filtran por el techo del rancho; es envidia de ver conque dulzura una madre besa a su hijo desnudo o como el pueblo con cualquier excusa se quieren fundir en fraterno abrazo.
  ---  Nada que envidiar, nada que imitar, nada que aprender de la demencia disfrazada de luchador social. Somos el Sistema, para cambiarlo, liberémonos de nosotros mismos.

 --- Gracias por estar ahí. --- Nos vemos pensante