Translate

domingo, 21 de diciembre de 2014

EL DOMINGO HABLO DE AMOR

EL DÍA QUE ODIE  Y  MALDIJE  EL AMOR
Aquel día llegue de sorpresa a su casa.
Le vi el rostro amoratado
Los ojos enrojecidos por haber llorado
Y mi impulso fue abrazarla contra mí pecho.
Pensé; un desafortunado accidente maltrató a mi hija.
La consolé y aparté para examinarla
Pero, en el enrojecido brillo de sus ojos
Había una inequivocable lectura.
Fue ese maldito, escupitajo del demonio
Que se atrevió a golpearte
Las alimañas se eliminan dándole muerte.
Agrandó los ojos y pude ver el terror
Pensé que era por mí que sufriría
Si mataba a ese engendró
Que debió haberse formado
En las cloacas del cuerpo de su madre.
Está bien… Iré a la policía para que lo metan preso.
Ella se apartó bruscamente de mí.
“No te atrevas hacer nada, o a ponerle una mano encima”
“Esto no es problema tuyo”.
Teniendo la sangre y mi alma hirviendo de ira
Mi adorada hija me metió en el congelador
Me destroce, me hice polvo, me hice nada.
Para rematar me dice: “Él es el amor de mi vida”
“Lo amo… y tú ni nadie lo puede evitar”
Ese día…  odie y maldije el amor.

Autor: Emilio Fernández