Translate

lunes, 26 de enero de 2015

OBTENIENDO UNA IDEA

    ― Hola amigo (a): Ya sabes que la idea o pensamiento que deseas materializar en tú salud o manera de ser, es el concepto que te queda después de leer, recordar, visualizar o imaginar. Muy importante a la hora de hacer prácticas con frases que transmiten una idea positiva como: “Hoy soy feliz” O como cuando decretas o postulas lo que deseas. Las veces que recurras al recuerdo o a la imaginación para rehacer la idea, indica que aún no la tienes. ― Fíjate, las ideas que has concluido, aceptado, la crees, y si decides que pase a formar parte de tu personalidad, se integra a ti y no andas prestándole atención, no te levantas en la mañana para revisar quien eres, o como eres, lo sabes y punto. Mientras no hagas tuya la idea tendrás duda, quizás sientas que la crees cien por ciento, pero en los hechos se observa que no era una verdad para ti. Si esto ocurre puede ser que la idea con la que vienes operando y que no te satisface, está instalada y antes tienes que deshacerte de ella mediante recuperar el control. Recuerda que hechos dolorosos o impactantes del pasado se prestan para que los pensamientos allí considerados se salgan de control. ― Ahora que tienes una idea, es que se va a ejercitar el acto de pensar pensando esa idea. El proceso es una recreación consciente y constante, la atención debe mantenerse en el acto de pensar la idea. ― Te dije que puedes ejercitar el control con cualquier idea, pero como toda idea tiene un contenido de la cual la mente ya tiene registros, entra en acción la parte inconsciente, que está formada por registros donde tú perdiste el control. Haz observado que te pones a recordar momentos felices en tú vida y cuando menos lo esperas te llegan recuerdos infelices. Igual si piensas en buena salud, se activan recuerdos de mala salud; de confianza se activa desconfianza. Piensas lo que consideras positivo y lo negativo de eso sale a flote, si no estás en condiciones de lidiar con esa cadena de hechos negativos que te viene sin que tú te lo propongas. Para esa idea en particular necesitas la ayuda de alguien que comprenda el asunto. ― Para evitar los inconvenientes del inconsciente al ejercitarse para recuperar el control del acto de pensar, te voy a proponer una idea “LA IDEA DE NADA” en las siguientes entradas vamos a explicarla. ― Antes de despedirnos por hoy, te digo: El estudio, la educación, permite que el pensante conciba ideas, le está entrenando en el control del acto de pensar. Un sistema educativo liberador es aquel que facilite la mayor oportunidad de que los educandos con la información comprendida formulen sus propias ideas. ―Nos vemos pensante.