Translate

lunes, 19 de enero de 2015

UN POCO MÁS DE CONTROL

      ― Hola amiga(o). Seguimos con el control. Si estás dispuesto a controlar y a ser controlado sin sentir alguna aprensión, o hacer objeciones, entonces eres libre de interpretaciones hechas en la infancia, asociando o identificando control con sometimiento, (estas conclusiones erradas no están a nivel consciente, pero es fácil examinar el pasado para encontrarlas). El niño o adolescente que está en pleno proceso de construcción de las bases de su personalidad quiere hacer lo que se le antoje, pero ahí está papá, mamá u otro adulto recordándole que hay reglas, pero él lo ve como sometimiento o impedimento para hacer realidad sus pensamientos. Los jóvenes que ya están descarrilados para lograr que los otros chicos entren en su mundo, les dicen que son unos sometidos, y si estos ya ven el control de sus padres como sometimiento, empiezan a demostrar que no lo son, aceptando los retos que estos les piden hacer. ― ¿Cuántas veces les demostraste a tus amigos que no eras un sometido? Sucede que todavía hay adultos rompiendo las reglas o los acuerdos para demostrar que nadie los gobierna. Todo pensante desde que nace se molesta cuando ve amenazado su control o autonomía, sean por hechos verdaderos o que imagine que esa era la intención, ya que el control sobre uno mismo es libertad, libertad que se fundamenta en ser libre para pensar, libre para decidir quién y cómo ser. ― También sabes que sin conocimiento acerca de algo, no hay control de eso. Por esa razón te aseguras de contratar a una persona que conozca bien su trabajo, o de que el piloto del avión no sea la aeromoza. Ahora hay que hacerse varias  preguntas: ¿De qué manera se controla uno mismo cuando se sale de control, o como hace para no descontrolarse en situaciones que ya se identifican como “causantes” del descontrol? ¿De qué manera se controlan las emociones? ¿De qué manera se controlan los pensamientos? Para que cualquier técnica recomendada funcione, el pensante debe cumplir con el requisito de estar libre de malos entendidos y adquirir el conocimiento necesario. Los métodos que se recomiendan y que el pensante comprueba que le funcionan, le queda un paso por hacer para liberarse, y es entender la razón por la cual el método, como: RESPIRAR PROFUNDO le funciona para tranquilizarse, a menos que quiera vivir toda la vida respirando profundo para salir del apuro, y cuando menos lo espere, ya no le funciona. Esto es dependencia, como cargar las pastillitas X que se usan para poder dormir, igual llega el momento que X no le funciona. ― Este tema continúa. ― Nos vemos pensante