Translate

miércoles, 4 de febrero de 2015

LA MENTE VERSUS LA NADA

    ― Hola amigo(a). La ciencia ya no avanza dando pasos, está dando saltos increíbles. En el campo de la mente, puedes disfrutar en T.V distintos Show de ilusionistas, y expertos que te demuestran lo fácil que es engañar a la mente. Ahora, no es engaño, es conocimiento de sus limitaciones y patrones para computar la información que recibe a través de los sentidos. Aquel que quiere estar en la vanguardia del movimiento cultural, tecnológico, artístico y espiritual, está obligado a actualizarse. Y debe hacerlo porque su mente contiene data que recibió de sus padres, de su entorno; una vieja cultura que aún tiene prevalencia. Falta mucho por entender acerca de la mente, pero lo que sí está claro, que la consciencia, la realidad que ella nos da, es solo una parte de lo verdad, es como si el medico te examinara nada más, viéndote por fuera. ― La idea de la Nada, choca con el aferramiento que tenemos con la mente y con el cuerpo, ya que este también es una unidad de vida, que lleva acabo todas sus funciones sin que tú estés pensando para él. El yo que somos, este que hemos construido, se identifica por el cuerpo físico y los pensamientos que ya están en la mente activando la personalidad. ― Por el cuerpo: eres alto, moreno, etc. Por los pensamientos; tú manera de ser. ― Este yo cuando lo examinas, lo haces con la consciencia que da la mente, y se revelará contra todo intento de ser el mismo quien se ponga hacer Nada de él. Esta es la impresión que impacta al pensante al concebir la IDEA DE NADA tal cual como hemos dicho. La mente jamás va a dar su brazo a torcer, esta Nada no es computable, y hará todo, todo lo posible para que tú consciencia se mantenga firme. ― Al pensar la idea de Nada, se tiene la impresión de perder el tiempo, es una bobería o una estupidez pensar NADA. Ante tanta lógica presentada por la mente, se termina dándole la razón. ― Se piensa más o menos  así:   “es verdad, yo con tantos problemas y necesidades perdiendo el tiempo, este Emilio está loco de remate, mira que recomendando que Haga Nada” ― Pero también te recomendé que te tomes tú tiempo para reflexionar el asunto y formules tú propia idea. Ni yo ni nadie puede pensar por ti, pero hay trucos para dar esa impresión, y muchos convencidos son víctimas de la manipulación. ―Buen provecho. ―Nos vemos pensante.