Translate

lunes, 9 de febrero de 2015

LA NADA - CON UN PIE EN EL FUTURO

      Hola amiga(o) mío. En el proceso de creación llevado a cabo mediante el acto de pensar, no hay diferencia entre la realidad objetiva, (el universo que nos rodea) y la realidad subjetiva que materializas para ti. Ambas se sustentan de la condición de NADA. Quizás sirva sentarse a esperar que los científicos acumulen cien años más de conocimiento acerca de La Nada observando el universo físico, pero que vas hacer en esta vida con un mundo propio que creaste, y que te lo puedes volver a llevar sin mejorar la comprensión.

   Ya te ratifique que creo en una causa previa (DIOS), la herramienta que nos entregó fue la capacidad de pensar libre. LA ACTIVIDAD PENSATIVA  es el principal atributo de un espíritu, (el pensante) y con ella todos hemos creado un mundo de realidades propias. Ya esta Causa te dio libertad y no te la va a quitar; eres creador y debes asumir la responsabilidad por lo que has traído a existencia para ti, y de tú influencia en el entorno.

    La Nada es como un manantial, que aunque no observes como el agua se moviliza por debajo de la tierra, la vez cuando brota y sabes que viene de la tierra. Es a partir de esta certeza, que usando el intelecto se le da mejor provecho a este preciado recurso. La Nada no la vemos, observamos lo que de ella proviene pero, hasta que no se dé como un hecho cierto la existencia de esta particular condición, tampoco se puede ser eficiente con lo que de ella proviene, ya que nos estaremos apoyando en cualquier otro fundamento y con esa creencia estaremos explicando el fenómeno creativo.

    La gran mayoría de los pensantes disfrutan del conocimiento parido por otros, (se supone que esa es la razón de que estemos juntos, para compartir) pero no hay felicidad en quien no está creando conocimiento, produciendo frutos para compartir.

     Apartando la dependencia inducida por este alevoso Sistema que rige en el planeta; está tú en un mundo propio. No es posible que en este mundo de pensamientos que has creado para ti, todavía haya territorios olvidados, suprimidos, escondidos, ignorados; por razones de debilidad, falta de valor, o permitir que la supresión de otros pensantes nos haga renunciar a nuestro PODER CREATIVO y la autonomía para hacer uso del poder.

     El futuro está aquí; mira tus manos, observa varias veces alternadamente y cada vez que las vuelvas a ver veras el futuro. No te quedará la menor duda que estas causando tú futuro, de otra manera no estarán tus manos ahí para verlas. El futuro que tienes que esperar que llegue, no existe, por eso te sientes en el aire dependiendo de la suerte, vanas esperanzas, o usas a Dios como excusa, sabiendo que ya te dio el poder y la libertad para que hagas el camino como tú lo quieras. Las escenas horrendas que ves en el planeta es nuestra responsabilidad, es un camino que construimos entre todos. Yo supongo que confía  en mí, pues yo confío en Dios. (Supongo, porque, ¿quién soy yo para saber lo que piensa?). No digo que confía en ti, porque es una intromisión en tu libre albedrío para considerar y creer en lo que se te ocurra.

   Yo no estoy satisfecho con la deprimente obra que mantenemos en el planeta, no creo que de las universidades con este sistema educativo salgan quienes van hacer justicia, tampoco de los grupos religiosos que mantienen a sus feligreses con la atención en un reino de de paz y armonía pero que está fuera de este mundo. La torta que hemos puesto está aquí en este plano.

   Considero que tenemos la oportunidad de encontrar todas las respuestas que necesitamos en nuestro propio mundo. En nosotros mismos pero, después que  volvamos a renacer de la montaña de inconsciencia con la que hemos construido este farsante YO que dejamos que ocupe por completo nuestro lugar.   ― No tragues entero, mastica, si no le encuentras sabor escúpelo, pero por favor, trata de masticar.  ― Nos vemos pensante.