Translate

viernes, 6 de febrero de 2015

LA NADA, IMPORTANTE EN LA ACTUALIZACIÓN

    ― Hola mi querida(o) amiga(o). Las personas que encabezan el progreso, el éxito, el bienestar físico, mental y espiritual son aquellos que se actualizan permanentemente. Un médico, un ingeniero, un músico, un maestro, etc. quien sea, debe periódicamente actualizarse. Su eficiencia y éxito depende de estar al día. Esta regla del profesional le hace ser flexible con las ideas, nunca las entierra de tal manera que ni el mismo pueda moverlas, ni las deja por su cuenta que nazcan silvestres y se conviertan en barreras de luz. Este enfoque, es de muy amplia aceptación en el campo del conocimiento adquirido, pero en la capacidad de producir conocimiento, se les deja a unos pocos que gocen de ese privilegio, se les deja ser dueños exclusivos de la genialidad. La vieja cultura te dice enfáticamente que el genio nace; una afortunada combinación de genes le dio la bendición. Y como la gran mayoría ya ha vivido cierto tiempo, suficiente para ser observado y el mismo observarse, se da cuenta que la madre naturaleza no lo dotó de un talento excepcional. ― El promedio de estudiantes con índices académicos de 20- 19 puntos, se pueden contar con los dedos de las manos, y está evidencia en lugar de favorecer, da la última estocada al 99% de los jóvenes que reciben de quienes le rodean, el mensaje de que no nacieron con la suerte de ser genios. ― Un potencial sin límite yace en cada espíritu, y la capacidad de explotación es muy baja; de hecho, así demuestran las estadísticas, es obvio que el conocimiento que se tiene acerca de sí mismo le está sucediendo algo. O le falta mucho por aprender, o se está apoyando en medias verdades, en datos falsos, o ya está dicha toda la verdad, pero se encuentra dentro de una montaña de mentiras, suposiciones y tonterías. ― La Nada es un factor fundamental para entender el mundo propio y el mundo que nos rodea, el futuro será liderado por los pensantes que se actualicen en los fundamentos de la creación. ― Ha sido un gran placer. ― Nos vemos pensantes.