Translate

miércoles, 18 de febrero de 2015

¿QUE TAN OBJETIVO SOMOS?

       Hola amiga(o). Dependiendo de la objetividad de un pensante, se podrá saber con cuanta libertad puede pensar la condición de NADA.

     Si el pensante no toma la iniciativa para pensar, la automaticidad que impone la mente del acto de pensar se fortalece con el transcurrir del tiempo. Esta permisividad exagerada se parece a criar los hijos dejándolos que hagan lo que les dé la gana; si no recapacitas a tiempo te vuelves impotente para orientarlos.

     Ya se sabe que la mente o el cerebro (como quieras llamarlo) te va a dar una interpretación de lo que perciba; esta será la realidad objetiva que te ofrecerá. Si la tomas sin ninguna participación tuya, esa será la consciencia que dices tener, y que defenderás como la verdad que te hace estar en lo correcto y los demás que no cuadren, equivocados.

     Después que la fuerza automática de la mente sobrepasa el poder del pensante, este da un paso adicional para engañarse con la idea de que está interviniendo conscientemente en la interpretación que la mente le ha servido.  Con gran desparpajo le agrega sus propios adornos interpretativos a la interpretación que la mente le dio. Tú debes haber visto y oído a personas que no son capaces de contar los hechos tal cual como los vio, tiene la necesidad de inventar y agregarle cualquier cantidad de estupideces que no solo le causan problemas a él, se los produce a las personas involucradas.

     Si estás dispuesto has una prueba para que observes lo que es una interpretación de la mente y tu observación objetiva de la “realidad” que está frente a ti. Esta es la prueba: pon el teléfono (u otro aparato) a un metro de distancia y obsérvalo. Describe lo que ves. La mente te va a decir que es un teléfono, para que se usa, hasta te recordará lo que guardas en él, etc… Todo esto es interpretación por lo tanto es una realidad SUBJETIVA. La realidad objetiva es lo que observas, y que puedes DESCRIBIR. Vamos describe lo que ves sin miedo, si mencionas algo que no estás viendo, o piensas que es un teléfono porque ya lo conoces, eso es subjetividad mi amiga(o). Vamos DESCRIBE EXACTAMENTE LO QUE VES.

    Hay un artista plástico que pinta unas obras en las calles, donde por efecto de la perspectiva y un punto de vista para el observador, engaña al cerebro haciéndole ver piscinas, precipicios y otros efectos muy buenos.  El efecto depende del punto de vista, la foto que ves, se tomó desde un lugar específico.

     Si ves la diferencia entre la realidad objetiva y la subjetiva, estas rompiendo la soldadura con la mente. Vas a seguir siendo subjetivo y dejándote llevar por la mente, pero cuando quieras tener puntos de vista libres de la influencia de la mente ya sabes cómo hacerlo.

      Sin libertad no hay objetividad; mientras más objetivo sé es, más se entra al campo de la simplicidad, de lo elemental, de lo obvio. Y esta es la condición de un pensante para observar más allá de esta aparente realidad.

     Ahora con esta experiencia examina nuevamente la NADA. Observaras Nada, pero no te creará un vacío estomacal.  ― Buen provecho.  Nos vemos pensante.