Translate

domingo, 22 de marzo de 2015

EL DOMINGO HABLO DE AMOR

MALTRATADO CORAZÓN  
     ― Si me piden que sea corazón, que va, ni loco. ― El corazón es el único en la familia que le pasa de todo y nadie se compadece de él. No es suficiente con sus enemigos naturales como: angina, arritmia, cardiopatías, y pare usted de contar la larga lista de males que lo agobian; además como si fuera poco; el corazón llora, anda partido, pierde la razón, sufre de soledad, insomnio, se aflige, entristece, padece, le caen a puñaladas, lo traicionan, lo abandonan…etc.  ― Yo siendo él… no me la calo, elevaría mi protesta al mismísimo creador.
    Como es posible que con toda esta carga adicional de padecimientos metafóricos, al corazón lo dejen morir a mengua, a nadie le importa cuánto sufre el pobre.  Los encargados responsables de lo que le está pasando, parece que lo hacen expresamente o se comportan como idiotas. A unos les da por pasar todo el día y la noche pensando en quien le acaba de enterrar la daga hasta la empuñadura; otros le escriben poemas, canciones, o se arrinconan en un bar para beber y mientras tanto le aguijonean las heridas con el despecho, parece que les encanta ver al corazón agonizar.
    En cambio esos otros dos, que son los que más gozan, ni con el pétalo de una rosa se pueden tocar. ― No te hagas el loco, tú sabes bien que hablo del arrogante pene y la exhibicionista vulva. A ellos les pega una brisa fría y corren al médico antes que les dé un resfriado, cualquier ligero síntoma de decaimiento, les dan pastillas de todos los colores o buscan cualquier afrodisiaco que les quite el malestar.  Sinceramente, no hay consideración con el pobre corazón; no seas tan mala gente.

Autor: Emilio Fernández