Translate

lunes, 2 de marzo de 2015

LA ATENCIÓN EN EL ACTO DE PENSAR


     Hola amistad: La condición de Nada en al mundo propio, es el todo de un pensamiento hecho, incluyendo su trayectoria pasada o que pueda tener en el futuro. Y en el presente, no entra en actividad si el pensante no le pone atención; mientras no lo haga el pensamiento existe como una potencialidad.
   Prueba pensar en algo que vas hacer mañana. ― ¿Ya lo pensaste? ― Bien hecho; ese pensamiento futuro ya es pasado, porque lo pensaste hace unos segundos. ― Okey, ahora sabes que es para materializar mañana, lo tienes enfocado en el futuro, pero ya es pasado, observa este fenómeno un poco. ― ¿Dónde está el pensamiento en verdad? Lo correcto es responder, “aquí y ahora, o en la mente”, pero para afirmar esto debes hacerlo en el mismo momento que lo vuelvas a pensar o lo recuerdes; es decir, le pongas atención.
     En el extremo de donde fluye la atención se encuentra el pensante, la mente no produce atención, ella expone resultados para el que piensa. Con este flujo se direcciona el enfoque para hacer consciencia, a veces se hace de manera involuntaria y las ideas se hacen realidad, activándose y generando una energía contraria al orden y las intenciones de lo que desea el pensante.
     Puedes poner atención recordado lo que pensaste hacer mañana, pero hasta que no le pongas intención para que se active, el pensamiento es solo un potencial cuántico en la condición de Nada, el registro del contenido está disponible como un CD en su estuche, no sonará la música hasta que no lo decidas. No debiera suceder, pero sin embargo se genera actividad de pensamientos hechos, sin que el pensante se dé cuenta.
     Para que sucedan los efectos psíquicos (conductas, condiciones) y psicosomáticos, (efectos en el cuerpo) inadvertidamente o de manera involuntaria, el pensante tiene que tener atención fija en los pensamientos que materializan esas condiciones. Al liberar la atención el pensante se está liberando a sí mismo y deja de causarse efectos que no desea.
     Hay una cadena de eventos detrás de la impotencia para controlar la atención; aguas abajo tienes la debilidad para encarar consecuencias, que proviene de la incapacidad para controlar pensamientos y esta de la impotencia para controlar el acto de pensar.
    La experiencia de vida pasada contiene una porción de hechos donde el pensante perdió el control del acto de pensar; en estos críticos momentos la experiencia es: “el pensante perdió el control”. Él está descontrolado y su atención descontrolada. Mira este ejemplo. Una persona aterrorizada, por más que cierre los ojos o se esconda su atención sigue fija en esa cosa, y pasado un tiempo lo vuelve a recordar y puede volver a descontrolarse.
    El futuro del hombre en el planeta tierra va a depender de la prisa que se dé para actualizar el conocimiento acerca de sí mismo y rehabilitarse en el control de la actividad pensativa. El hombre avanza a pasos agigantados en el conocimiento del universo físico y está destapando la Caja de Pandora sin estar preparado; con todos los demonios sueltos el planeta será un infierno.
    Es inexplicable, que la salud mental, la paz mundial, la prosperidad esté en manos de cada pensante y este sistema social se empeña en que la salvación depende de que cumplas con un recetario de instrucciones que se le ocurrió a otro pensante.

    Es todo por hoy amiga(o).  Nos vemos pensante.