Translate

domingo, 19 de abril de 2015

EL DOMINGO HABLO DE AMOR

EL AMOR TIENE SU AMOR

 ¡Que viva el amor!  Estar enamorado es… el infinito pedirá ayuda a todos los infinitos para tener espacio suficiente donde colocar todo lo que se puede decir. Cada enamorado es un poeta de hirviente sangre, de sublimes prosas para narrar sentimientos y florear a la persona amada. Las tantas cosas bellas que se dicen del AMOR se equiparan al dolor y sufrimiento que por su presencia se han originado. Lo que no se dice del AMOR es que él también tiene su AMOR, un inseparable compañero que quienes no lo toman en cuenta, ven con dolor como ese inmaculado AMOR se descompone volviéndose  DESAMOR. Ese inseparable compañero que lleva en su interior es la ADMIRACIÓN. Sin admiración se pierde el respeto, como hierva mala crece la desconsideración, poco importan los sueños del compañero(a), y los pensamientos mal intencionados toman la delantera sin ninguna compasión por el dolor que se pueda causar. Observa fervoroso amante cuando comiencen a escasear motivos y razones para admirar a la persona amada, siempre habrá cuerpos mejores que el de tu pareja y esta superficial admiración física devanea por las copas de los pezones,  los pliegues de la vagina o la tesitura causada por un cabreado pene. No ha muerto el AMOR…  ha muerto su inseparable compañero…  LA ADMIRACIÓN.

  Autor: Emilio Fernández