Translate

viernes, 24 de abril de 2015

HACIENDO NADA, PASO # 3

  CONSCIENCIA ESPIRITUAL

  Gusto en verte por aquí: Con el incremento del control de la actividad pensativa logrado en el paso # 2. Se está en condiciones para un cambio mejorado de consciencia espiritual

   La consciencia que buscamos, es el conocimiento ESPIRITUAL acerca de su existencia, de los estados que vive y de los actos que ejecuta. Nuestra consciencia como seres HUMANOS es un trabajo que se viene haciendo como grupo con bastante conocimiento acumulado para mejorar la supervivencia.

    En esta etapa no debe haber dificultades mayores para concebir la idea de Nada. Vas a comenzar el paso # 3 como lo hiciste en el paso # 1 y 2.  Y ya con la idea de Nada hecha, comienza con LOCALIZARTE, es decir: haz la idea que estás en EL ESTADO DE NADA.

    Si has podido observar al estar pensando la idea Nada, o cualquier otra idea que pienses, te vas a percibir fuera de ella. (La idea separada de ti) EL SENTIR lo que se piensa requiere adicionalmente investirse con la idea. Por eso; primero HAY QUE LOCALIZARCE.

    Haz entonces la idea de estar EN LA NADA. Te vas salir como colcho de champaña de la condición cada vez que la crees, pero cada vez que te sorprendas pensando en otra cosa, reinicia y localízate en LA NADA. Te llevará su tiempo para lograr mantenerte localizado en el ESTADO DE NADA.

    Recuerda la idea de Nada no va a persistir por lo tanto debes mantenerte RECREANDO la idea de estar en LA NADA. Aquí la exigencia de la atención se incrementa y como efecto se pone a prueba la voluntad. Para mantenerse consciente la atención debe estar bajo el dominio del pensante.

   Imagina la ATENCIÓN como los rayos que salen de los ojos de SUPERMAN, todo lo que enfoque se materializan y se hace consciente para el pensante.

    La localización es el primer paso para experimentar la existencia, todas las fallas como pensantes operantes en este universo físico, parten de fallas en el poder del pensante para LOCALIZARCE. De hecho, mucha gente reconoce que si se pudiera mantenerse localizado en tiempo presente tendría el poder para darse una mejor calidad de vida.

   Estar aquí y ahora es el poder para mantenerse “conscientemente localizado” como pensante. Y como te he dicho sin la atención no hay consciencia.

    Te voy a explicar la confusión de algunos pensantes. El cuerpo físico está en su propio universo de donde es originario y ocupa un lugar en el espacio, dos cuerpos no pueden ocupar el mismo espacio, así que siempre tendrá su localización individual. El espíritu que lo posesiona le es muy, muy fácil dejarse llevar por la LOCALIZACIÓN  del cuerpo y se le ha olvidado que él puede estar sin cuerpo, y ha dejado de causar su propia localización consciente.

   La dependencia del cuerpo físico le ha creado muchos problemas al pensante, sobre todo con la COMUNICACIÓN. El acto de comunicar es un intercambio de ideas y las ideas las produce el pensante no el cuerpo, sucede entonces, que aunque el cuerpo pueda ESTAR AHÍ LOCALIZADO el pensante tiene problemas para estar como EMISOR o como RECEPTOR.

   No hay problemas con  el cuerpo a la hora que el pensante quiera estar aquí y ahora, o ser el que determine la localización. De hecho el pensante vive el cuerpo de lugar todo el tiempo, pero la MENTE que viene con el costal lleno de pasado, si tiene el poder para sacar de localización presente al pensante o evitar que lo esté.

   El pensante confiado y con poco control del acto de pensar también propicia salirse del presente al andar gran parte del tiempo imaginando, soñando fantasías, o pensando cosas sin importancia. Gracias al cuerpo físico cuando vuelve de su viaje se puede localizar de nuevo.

   Todo el potencial de un pensante se desperdicia si no puede estar localizado. Para activar su poder, es él y no su cuerpo quien tiene que estar presente. Solo así puede fluir la energía que produce con sus pensamientos.

   La mente tiene una parte donde guarda todos los registros donde ocurrieron hechos dolorosos, peligrosos, cargados con pérdidas e impacto negativos, cuyo factor común para su identificación es haber estado ahí, localizado en ese lugar. Si no hubiera estado ahí, eso malo no pasa; hay sitios que el estar ahí enferman.

   Si analizan estos puntos quizás estemos de acuerdo que para el pensante no le es fácil LOCALIZARCE, debe vencer sus propias dificultades.

   Fíjate en esta incongruencia, el pensante siempre está aquí y ahora, en verdad su localización no se va al futuro ni al pasado, pero hay manicomios, sitios de reclusiones y muchos pensantes en la calle que están viviendo la mayor parte de su vida en el pasado o en el futuro.

    En este paso # 3  Tú ejercitas la atención y la voluntad de mantenerte localizado y consciente en un estado donde HAY NADA que te llame la atención o te motive a enfocar la atención.

     Romper con este hábito de dejarse llevar rehabilita al pensante en su rol de CAUSA, en mantener firme la voluntad y a usar la atención para conectarse o desconectarse de las cosas de acuerdo a lo que más le convenga.

   Recobrar el poder para ser capaz de mantenerse consciente localizado en tiempo presente es una mejora de CONSCIENCIA muy sustancial para cualquier pensante.

   Reflexiona estas notas por ahora, para continuar el lunes: El domingo hablo de amor.  Nos vemos pensante.