Translate

miércoles, 29 de abril de 2015

HACIENDO NADA, RESUMEN

      Hola amiga(o). HACIENDO NADA  se resume en tres pasos cuyos objetivos son: 1) Estar consciente del acto de pensar; 2) énfasis en el control del acto de pensar; y 3) desde la condición de Nada trabajar para hacerse más consciente.

    El objetivo del paso # 1 es fácil, el pensante debe ahora reconocer su causalidad sin justificaciones ni reparos, debe ser capaz de diferenciar cuando está pensando por incitación o motivos externos o por iniciativa propia. Si los pensamientos producidos por motivos externos le crean una situación desagradable o no puede dejar de pensar en la situación, debiera ser capaz de reconocer que se siente mal, preocupado o disgustado por que no puede mantener el control del acto de pensar,

    El reconocer que es CAUSA del acto de pensar y que en ese momento se ha perdido el control, es asumir responsabilidad. Aunque siga sin control ya está en la condición imprescindible para dejar de ser víctima o efecto involuntario por motivos externos.

    Las emociones del tipo que sea que respondan al contexto o a las circunstancias que se viven son emociones dentro de la normalidad. Un susto, un enojo, una tristeza, etc. pueden ser reacciones a motivos externos, no hay problemas en vivir estas experiencias, el problema se presenta cuando el pensante quiere parar y no puede, y se ve obligado hacer otras actividades con el malestar por dentro.

   Si no se ha hecho suficiente el paso # 2, énfasis en el control del acto de pensar, podrá estar consciente del descontrol que lo mantiene enojado o preocupado, pero no tiene el poder suficiente para imponer su voluntad sin grandes esfuerzos.

   En este paso # 2 todos los patrones de comportamientos que funcionan en automático por hábito del pensante o proveniente del inconsciente, reciben una fuerte dosis de presencia y voluntad del señor o la señora de la casa. El mandamás despertó y está reclamando sus derechos.

   Asumiendo que con el ejercicio, el pensante ha medido su poder y se encuentra que ha reducido bastante los desvíos o el salirse del control sin darse cuenta, no significa que ya su mundo interior es de paz y armonía, pero de seguro la insatisfacción consigo mismo ha bajado una enormidad. El auto-estima ha aumentado sus valores y su ánimo no decae tan fácil. Y si cae sube más rápido.

    El paso # 3 es todo el ejercicio, localizarse en el estado de Nada implica al mismo tiempo estar consciente de CAUSAR EL PENSAR;  de poder hace énfasis en mantener el control usando el enfoque de la atención; y mantenerse en la condición de Nada.

    Cumplido los dos primeros pasos. En adelante solo imagina estar localizado en la CONDICIÓN DE NADA. Recordando que NADA ES NADA, en esta consideración que haces se sobrentiende que no hay cuerpo físico, no hay ambiente exterior, no hay mente o recuerdos. Estás en LA NADA.

    Ocurre amigo mío que este pensamiento de Nada va contra la existencia, contra el impulso a sobrevivir del cuerpo, y choca contra el YO SOY.  Estar en la Nada es ser NADA, tener NADA, hacer NADA. El mismo pensante que teme morir reacciona, y si hace la idea de Nada se guarda sus reservas de credibilidad. No la cree, no puede dejar de ser YO.

     El espíritu tiene una mente, convive con un cuerpo y adopta una personalidad para desenvolverse con otros pensantes. Si quiere experimentar su esencia, su verdadera naturaleza tiene que desvestirse. Solo así recobrará la consciencia.

    Pero no vamos hablar por ahora de ganancias espirituales, vamos a seguir viendo los beneficios al YO, a los roles que desempeñamos en la vida, a la realización dentro de las metas que nos trazamos.

   ¿Hacerse consciente para qué? Aunque hay quienes tienen como prioridad su futuro espiritual, no se deja de tener una lista de las cosas que se desean y las que no desean. Estos factores en la personalidad recomendados para elevar la calidad de vida que nos damos solo pueden ser posibles con la liberación del espíritu como pensante.

   Toda la obra hecha y por hacer de un pensante, es a punta de pensamientos y los fabrica mediante el acto de pensar. Para rehabilitar ese poder se necesita hacerse consciente como pensante, como operador y no como un usuario que paga  o recibe un servicio porque es incapaz de dárselo por su cuenta.

    Entiendo que un buen vendedor te habla primero de los beneficios y las ganancias que vas a obtener con lo que te ofrece, crea el entusiasmo, la motivación y la persona firma el contrato, pero no soy vendedor ni estoy vendiendo algo, estoy compartiendo, sin embargo reconozco que es pro-supervivencia saber los beneficios que se esperan de algo que se está recomendando y debí haber hablado extensamente de esos antes de entrar a aguas profundas.

   Ha sido un inmenso placer compartir contigo.  Nos vemos el viernes pensante.