Translate

domingo, 24 de mayo de 2015

EL DOMINGO HABLO DE AMOR

ME QUEDO CON LA REINA

Me dejé llevar por los empecinados dictados de mi corazón
para ganarme la oportunidad de enamorarte.
Mi mente reconoció mi autoridad y se prestó a cooperar
no sin antes advertir que al final mi corazón y yo
le daríamos la razón. Unidos, sentimiento e inteligencia
nos sentamos ante un tablero de ajedrez apostando el resto,
un intuitivo corazón proponiendo los puntos y estrategias
de ataque y una mente desarrollando las acciones para
construir un castillo de ensueños donde tú quisieras reinar.
Logré coronar un peón con el juego casi perdido,
me posesione de la reina y le di jaque mate a un déspota rey.
Si vieran mi henchido corazón vanagloriarse merecidamente
cuando estos carnosos labios de mi amada se abren para decime
“Te amo” “Eres el amor de mi vida” “Gracias a Dios por conocerte”
Por primera vez mi mente reconoció que sus frías razones
de vez en cuando necesitan el lúdico juego del amor sin razón,
dejarse llevar por el volar de las sonrisas sin inquirir a que se deben,
levantar las velas del más puro sentimiento para flotar a la deriva
conociendo nuevos mundos donde la madre naturaleza construye
sus ambientes con ladrillos de amor esculpidos con sueños.
Aquí está mi reina acurrucada en mi regazo tamborileando sus dedos
disfrutando de un placer que su corazón antes no apostaba un centavo
está oyendo lo que les estoy contando y me abraza tan apasionada
que tengo que interrumpir mi dialogo con ustedes
para entregarme al llamado de quien es ahora mí reina.

Autor: Emilio Fernández