Translate

lunes, 18 de mayo de 2015

¿QUE HAY DETRÁS DE LOS CAMBIOS?

 YA BASTA DE SER UN MINUSVALIDO MENTAL

     El pensante cuya actividad pensativa solo la usa para responder a las motivaciones externas, circunstancias y estímulos que lo incitan, esté consciente o no, los cambios o giros que da a su vida no los HACE POR INICIATIVA PROPIA.
    Previo a un cambio hay un pensamiento decisivo, si está decisión (pensamiento) es producido estando en descontrol DEL ACTO DE PENSAR, el pensante se sale de SUS METAS o SUEÑOS  para intentar SOBREVIVIR. Todas las direcciones que tome podrán darle alivio en la subsistencia pero lo convertirán en un espíritu INFELIZ.
   El pensante se ve forzado a tomar un rumbo necesario, con la esperanza de volver a retomar el camino de su Meta, pero muchos desconocen su rol de pensante y operador del acto de pensar y no saben qué hacer para reorganizar en la mente los registros de su fracaso y adecuar nuevamente los patrones para actualizar su actitud y volver renovado al camino de su Meta o sueño.
    Observa esto amiga(o). Detrás de todo cambio forzado hay serios problemas, y los problemas son como los huracanes que tienen categorías, comienzan débiles y poco a poco se transforman en monstruos que amenazan con destrozar todo. Aquí es donde el pensante DECIDE largarse a otro sitio, divorciarse, dejar el trabajo, hacer dieta, comprar cosas innecesarias, comer, comer y comer, meterse a evangélico, ir al psicólogo, o hacer el ejercicio que recomiendo; HACIENDO NADA.
   Los cambios pueden ser “muy interesantes, saludables o en apariencia sin importancia” No te confíes, si la decisión fue forzada o “necesaria”, previo a ese cambio HAY PROBLEMAS QUE NO FUERON RESUELTOS,  el cambio fue para “resolver el problema” (el cambio vestirse de rojo, no es una solución). El pensante se divorció… cualquier cantidad de razones lógicas se va a dar pero, el problema no lo resolvió.
   Éste, o los problemas no resueltos son ciclos abiertos, son evidencias de incapacidad e impotencia y ahí permanecerán hasta tanto el pensante no los resuelva. Olvídate que el tiempo lo cura todo, olvídate que con la nueva pareja vas a ser feliz, olvídate que las  terapias o las dietas van a dar resultados, nada de las nuevas forma de vida que se adopten lograran darle al espíritu satisfacción.
   Lo que si va a lograr el `pensante que no aproveche el cambio para volver atrás en su mundo y desenterrar el o los problemas y resolverlos, ES ADAPTARSE, RESIGNARSE, CONFORMARSE, y llenarse de excusas para que la consciencia no lo torture.
   El pensante puede con facilidad recordar su historia de vida y examinar todos los cambios que ha hecho para buscar los problemas que “tuvo”  y resolverlos ahora que está tranquilo y no en medio de la confusión causada por el problema.  De no limpiar su hoja de vida se convierte poco a poco en un minusválido, incapaz de encarar situaciones con algo de dificultad.
   Pensante te estoy diciendo que la solución es encontrar los problemas previos a los cambios y resolverlos pero, ¿ya hiciste las prácticas de HACIENDO NADA? si no recuperas algo de control y comprendes como haces para producir pensamientos, es como pedirle a un invalido que se pare solo de la silla de ruedas. Sus piernas siguen sin funcionar.
   ¿Ya sabes lo que es un problema? ¿Puedes diferenciar un  problema de un hecho? En post anteriores he hablado de estos puntos, pero tranquilo vamos a refrescar la memoria explicándolo con otras palabras. Por hoy vamos a hacer consciencia de lo que puede haber detrás de LOS CAMBIOS.
   Ejemplo. ¿CAMBIO?… vestirse de rojo,  ¿DECISIÓN?… de vestirse de rojo para la buena suerte, ¿PROBLEMA?… “el negocio está a punto de quebrar y está como loco” (esto es lo que el pensante cree que es el problema).  Entonces, la secuencia es: Problema, más problemas menores; Confusión o caos; Decisión; y Acción.
   La minusvalía mental resultado de acumular problemas sin resolver causa en el pensante falta de discernimiento, de análisis, de reflexión, se siente sin inteligencia y desarrolla un gran temor al FUTURO. Se vuelve cada vez más en un pensante dependiente, necesitando para todo la opinión de los demás para poder creer o no creer y para dar un paso.
   Te voy a decir algo para que tú lo verifiques; ¿sabes dónde hay pensantes a montones  que llegaron a este campo porque la vida les cayó a patadas y no supieron que hacer?  Al mundo de la espiritualidad, a las religiones, a las sectas, a todo tipo de grupo místico, de adivinos, brujos, etc. etc. Pero como te decía; la falla está en que una vez hecho el cambio y lograr tranquilizarse, el pensante debe LIMPIAR SU VIDA PRESENTE. De no hacerlo va a seguir siendo un espíritu minusválido, en una organización, o siguiendo a un maestro espiritual que aporta muy buenas enseñanzas.
   ¿Por qué tú crees que los pensantes cuando se sienten bien no se acuerdan de Dios? Preguntemos de otra manera. ¿Por qué tú crees que los pensantes cuando se sienten viejos, o están enfermos o pasan por serias dificultades cambian de creencia o se van con otro grupo religioso?
  Te dejo las preguntas, pero busca a tres personas que han hecho un cambio de CREENCIA y dile que te cuenten como era su vida antes. Tranquilo que te lo van a contar como un testimonio sin que tú se lo pidas, para convencerte que aceptes CREER en su nueva corriente religiosa.
   Te repito lo del post anterior, el SISTEMA, GRUPOS  U ORGANIZACIONES no tienen vida propia, por lo tanto no son ni buenas ni malas. La vida se la dan quienes las integran, ellos son los que pueden ser honestos o ladrones.

  Para ti que leíste todo, un abrazo.  Nos vemos pensante.