Translate

viernes, 15 de mayo de 2015

¿QUIÉN MALTRATA A QUIÉN?

      COMO LOGRAR LA TRANQUILIDAD

    Hola amiga(o). Si no hay paz en el mundo interior; no hay paz en el mundo exterior. Nadie encuentra la paz interior yéndose de vacaciones, aislándose de las personas o del mundo que lo rodea. Las distracciones son paliativas que al final ni siquiera logran que la atención el pensante se desatore de los desajuste en el mundo interior.

    Quien puede negar que existan personas alrededor que intencionadamente o no son instigadoras, que logran sacar de quicio o de sus casillas a los más débiles que ellos, haciendo que la persona pierda la paciencia, la tranquilidad y reacciones en forma negativa.

   El pensante que tiene a su alrededor a una persona que logra que quiebre su estabilidad, es un prospecto para tener accidentes, generar enfermedades o desarrollar trastornos psicológicos.

   Se habla del maltrato psicológico a la mujer y la campaña para que se haga consciente de la gravedad de su situación, y todo el apoyo legal y terapéutico es una de las mejores iniciativas de este nuevo siglo. (El maltrato físico igual tiene efectos psíquicos).

    ¿A qué se debe que haya tantas víctimas? He oído cosas absurdas como que ella o él soportan todo por amor. El amor no tiene nada que ver con conductas aberradas. Existen muchas respuestas como: falta de auto-estima, es el sexo débil, soporta por los hijos, por necesidad, bla,bla...

    La respuesta es sencilla, ellas no están conscientes de su poder, no tienen control de su actividad pensativa, la mayoría de sus pensamientos los produce por reacción o motivación externa, por lo tanto son dependientes y fáciles de manipular y someter.

    El pensante que es capaz de auto abastecerse de valores, no NECESITA que se le quiera, que se  le admire, que se le considere. Comparte sentimientos y emociones pero no es un dependiente, por lo tanto no acepta tratos indignos o donde esté en desventaja.

    Hablamos de todos los pensantes. Si no sabías lo que te voy a decir, observa. Ese hombre que maltrata a su mujer, o todos lo que maltratan a otras personas, son también víctimas de alguien o algo del mundo donde se desenvuelve, puede ser en el grupo de trabajo, con quienes se reúne, un vicio, etc.; si no observas en el presente el victimario, entonces lo lleva en la mente, en su pasado les hicieron quebrar el control y se quedó descontrolado.

     Las personas víctimas, a toda persona cerca cuyo control sea más débil, lo va intentar hacer su víctima de maltrato, y si se encuentra con un descontrolado o descontrolada más resistente o más loco, este lo va maltratar y a someter como un estúpido.

   Las víctimas, hombres o mujer que logran romper la relación de alguna manera, y no entendieron cuál fue la causa que los hizo soportar las torturas, se sienten felices cuando a su victimario le hacen o sufre lo mismo que ellos sufrieron por su “causa”. Dicen algunos; “está pagando lo que hizo”. No está pagando lo que te hizo, está pagando las consecuencias de no tener CONTROL DEL ACTO DE PENSAR.

   La paz y tranquilidad en el mundo propio, es como dice la letra de una canción acerca del amor  “ni se compra ni se vende”. El que quiere tranquilidad, que no la mendigue, que no suplique a los demás por un poco de paz, haga su tranquilidad, haga su paz. Encare luego los avatares de la vida y venga a su mundo a drenar y recargar las baterías.

     HACIENDO NADA es una fácil solución para rehabilitarse sin llamar la atención, sin gastos, sin salir a la calle y sin cambiar las rutinas, y luego cuando menos se lo esperen, dar la gran sorpresa.

     Un pensante en control del acto de pensar y consciente que solo es víctima de su propia incapacidad, se ha hecho de poder, de voluntad y de la suficiente intención para ejecutar sus decisiones.  Ya no va hacerse falsas promesas o juramentos para romper con su doloroso papel, saldrá de la teoría y podrá entrar en acción. 

   Ha sido un gran placer.  Buen provecho.  Nos vemos pensante.