Translate

jueves, 4 de junio de 2015

EL INTERMEDIO ENTRE UNA VIDA Y OTRA

      NO TODOS LOS ESPÍRITUS QUE TE TROPIECES EN ESTA VIDA O EN EL ÍNTERIN   QUIEREN LO MEJOR PARA TI.

        En una sala de teatro se sale en el intermedio para relajar el cuerpo y darse gustos, pero el intermedio entre vidas ni siquiera se piensa, y si se puede considerar no parece haber allí asuntos que llamen la atención. Quienes consideran la posibilidad de vidas pasadas tienen que tomar en cuenta ese periodo de tiempo, a menos crean que los espíritus salen como una bala a tomar otro cuerpo.
        Tanto los creyentes de vidas pasadas como los que creen en esta sola vida y luego se van al cielo o al infierno como espíritus, están considerando un plano espiritual, donde como es obvio deben tener un cuerpo espiritual y pueden pensar, sino como disfrutan, sufren o aprenden sus lecciones como dicen por ahí.
        Y que me dicen de quienes experimentan una especie de regreso de la muerte y recuerdan con  cierta similitud los hechos; pueden percibir la realidad objetiva de este plano (lo que ocurre con su cuerpo) y otra realidad donde se comunica, ve otros espíritus y lugares.  O, aquellos que dicen poder estar “fuera de sus cuerpos” y percibir.
        Quienes no han experimentado estas realidades “subjetivas” propias de quien las vive, tienen razón de ponerlas en dudas mientras investigan y trabajan con ellos mismos. Soy sincero al decir esto; me da risa cuando alguien argumenta, “nadie ha venido del más allá para dar testimonio” me provoca decirle y tú que haces aquí. O usar una varita mágica como la de Harry Potter y darle un toque para que vea su pasado. De paso les aseguro, no hace falta que el cuerpo muera para darse un recorrido por el mundo donde permanecen los espíritus… entre una vida y otra. Estira tu brazo a un lado y ahí están en una especie de mundo en holograma, semejante  a este.
         En general somos una sociedad negada a despertar, el hacerlo implica rememorar y traer a la palestra presente, viejos problemas que no se pudieron resolver y sobre todo el papel de víctimas al que se fue sometido en contra de la voluntad. Oye esto; en contra de la voluntad del pensante como sigue sucediendo en este plano físico.
       Muchas dirán  “con los problemas que se están pasando ahora es suficiente, hagamos como las especies animal y vegetal, ADAPTEMONOS  y dejemos el pasado en el pasado”
       Hay dos futuros por el que hay que trabajar sin descanso; a) El futuro de esta vida temporal que se está viviendo y b) El futuro inmensurable como espíritu.
       Disiento de la actitud excesivamente pasiva en un mundo de fuerzas encontradas, de dominantes y dominados; ahí está el Tíbet como ejemplo reciente, cúpula espiritual del planeta por muchos siglos, habitantes de sabiduría amor y paz, hasta que sus vecinos (guerreros) los masacraron, los pusieron a vivir como errantes y destrozaron toda su cultura.
       Hay realidades objetivas que no se pueden obviar a la hora de mantener un orden superior en una sociedad para que ofrezca muchas más facilidades y condiciones para que los espíritus gocen de un mayor sosiego, para poder reencontrarse con sus propias verdades. Y una de estas realidades objetivas, es que hay enemigos espirituales activos para evitar que los espíritus despierten, y de paso hay pensantes inconscientes que le siguen sus propósitos o viejas instrucciones de guardianes y esclavistas.  
       Al enemigo de tu libertad espiritual lo tienes que reconocer tú,  ellos mismo en este momento no están conscientes del papel que desempeñan, ni cargan un cartel en el pecho para que los identifiquen.
       Hay una regla fundamental para reconocer quien o quienes, conscientes  o inconscientes obstaculizan tu despertar espiritual. “AQUEL QUE QUIERE PENSAR POR TI” En otras palabras, quiere interpretar las cosas por ti; sus observaciones son verdades irrefutables; usa a Dios para chantajear  y manipular, atribuye a “Dios” órdenes y condiciones para vivir a salvo física y espiritualmente.
        El sistema imperante en este planeta, en general se fundamenta EN LA MANIPULACIÓN, en lograr que los pensantes USEN EL ACTO DE PENSAR para hacerse dependientes, minusválidos como operadores del acto de pensar del cual de pende su salud.
       El pensante está cercado con sus propios miedos, debilidades y necesidades, se le obliga a deshacerse de la Fe, de la Confianza en sí mismo, para colocarla en algo o alguien que otro u otros le convencen de que debe hacerlo, de esta manera ejecuta un acto de pensar para producir ideas o pensamientos supeditados su materialización a la voluntad de ese algo o alguien. Hasta los efectos que produce con sus pensamientos en sí mismo los ve causado por una voluntad superior.
        La respuesta que se argumenta, es que nada se cumple sin la voluntad de “Dios”  y por otro lado te dicen, que TÚ eres el que tienes que arrepentirte y aceptar la voluntad de Dios. ¿Si nada hace o le sucede al espíritu sin que sea “Dios” quien lo decida?, entonces no es responsable de lo que haga, “los pecados” que cometió  los decidió Dios.
       Mi opinión es que al espíritu se le concedió la virtud de PENSAR, con libre albedrio de sus pensamientos y su materialización, los líos en que se ha metido o ha permitido que le hagan padecer, tiene que resolverlos el mismo pensante. La causa que lo creó y le concedió la cualidad de LIBRE PENSAR, estará siempre ahí para cuando decida y pueda regresar.
       Lo que se hace en esta vida terrenal no es muy diferente a lo que se hace en ese plano intermedio llamado plano incorpóreo o espiritual, hay espíritus cuyos actos e intención pueden estar a favor de los tuyos o en contra. Así como te lo puedes encontrar en el transcurso de esta vida, personas que hacen cosas o te desean el mal o el bien.
        En estos tiempos, a pesar del cáos que los espíritus están armando en este planeta, se tiene una gran oportunidad, una muy buena oportunidad de despegar los parpados espirituales y despertar lo más que se pueda.

      Ha sido un gran placer, buen provecho.    Nos vemos pensante.