Translate

domingo, 12 de julio de 2015

¿SE TE ESCAPA EL ENTUSIASMO?

           EL ENTUSIASMO COMPAÑERO INSEPARABLE

      Hola amistad, gusto en saludarte. Es increíble, pero estoy pendiente de no mantener nuestra comunicación al ritmo que lo venía haciendo, en estos tiempos en mi Venezuela creo que muy pocos pueden planificar un ciclo sin que le sobrevengan cualquier cantidad de imprevistos y de escases de todo tipo de materiales y herramientas para el trabajo. Hoy en día somos un país de retardados, pero no mentales, retardados para poder “producir” por todas las circunstancias que adornan este bello país.
       El entusiasmo o un estado de ánimo elevado, fuerte, estable necesita de un pensador en muy buenas condiciones de su acto de pensar. El entusiasmo para emprender o mantenerse firme en los objetivos está recibiendo el más duro castigo que Venezolano alguno pueda imaginar, tengan por seguro que por el camino que llevamos, dará dolor mirar alrededor y observar la cantidad de pensantes abatidos por sus propios consideraciones resultado de las consecuencias y con un acto de pensar deplorable.
       ¿Se te escapa el entusiasmo? Si es así no te lo permitas, de nada servirá echar culpas y maldiciones, el peso de tu vida y el que lleves de tus seres queridos, seguirán en tus manos. La responsabilidad de nuestro mundo interior no se delega, ¿cuánto daría una madre abnegada por llevar el peso de la vida de un hijo para evitarle el sufrimiento? Por mucho amor que tenga, las reglas de Dios son irrevocables.
        El que está acostumbrado a solo generar pensamientos de acuerdo a los hechos y sus resultados, en las circunstancias actuales está en una proporción de pensamientos negativos demasiado elevado. Su estado de ánimo va acorde a la producción y buenos resultados en sus objetivos, metas y sueños, por lo tanto andará de capa caída la mayor parte del tiempo.
        Con un entusiasmo que se desangra, el CONTROL DEL ACTO DE PENSAR se le va de las manos a cualquier pensante. La debilidad madre de todas las debilidades es la pérdida del control del acto de pensar, y ya tú sabes que las actitudes, valores y toda condición positiva de la personalidad es resultado de “pensamientos” y la calidad de estos depende del control que tengas en el momento de producirlos.
       El entusiasmo no se muere solo, cuando lo hace se lleva en su ataúd a tus sueños, ver morir tus sueños, es verte morir a ti mismo. Te recuerdo amiga(o). todos tenemos un punto de quiebre o tolerancia, y mucha gente no sabe que tan cerca está de perder la cordura, o caer en un descontrol del acto de pensar, y tiene por la urgencia, que recurrir a “drogas” médicas y a la ves verse forzado a dejar de trabajar para poder recuperar la salud.
         Miras a tu alrededor y oye a la gente alborotada quejándose, echando pestes, descargando su furia y decepciones con todo el que se le tropiece. Ancianos, adultos mayores  y adultos de todo tipo están dando un triste espectáculo de desorden y generadores de caos. El descontrol del acto de pensar es tan evidente que pareciera que se está dentro de los predios de un manicomio.
        Y te voy a decir algo más, la locura y la cordura son contagiosas. Es decir, como cada quien tiene su toque de locura y de cordura cuando en sus alrededores se mantiene un grado de cordura, orden, tranquilidad, coherencia, etc. la persona tiende a compensar con su participación cuerda, pero cuando es desorden, caos, conflictos, etc. su locura se exacerba y se activa a dramatizar su descontrol.
       Cuida tu entusiasmo cuidando el control del acto de pensar.  Este domingo no hay poesías, pero los quiero igual.  Nos vemos pensante.