Translate

jueves, 17 de septiembre de 2015

NO ESTABA MUERTO ESTABA DE PARRANDA

    Saludos mis queridos amigos y connotados pensantes, he vuelto para describir mis andanzas parranderas en el mundo del pensamiento y compartir inspiraciones. Admito mi debilidad al extrañar con cierta nostalgia la conversa vecinal entre los apasionados googleros que dan vida a este mundo de variedades informativas, orientadoras y cargadas de alimentos para los diferentes gustos espirituales.
    En mi proyecto artístico (esculturas), el cual fue el objetivo principal en esta ausencia, fue cumplido en las etapas fundamentales; como fue crear en el papel las composiciones y elaborar la maqueta de cada una de ellas para mostrar físicamente una visión objetiva de las piezas. Es un proyecto para ser llevado el exterior y se requiere una presentación tal cual como se vería a escala. Hice cuatro maquetas y hay cuatro más del mismo estilo dibujado en el papel.
     Lamento no poder mostrarles las fotos, requisito que me exigieron y del cual estoy de acuerdo; las ideas hay que cuidarlas hasta que cumplan el objetivo personal. Conozco a más de un artista con reconocidos nombres que se le agotaron las ideas novedosas y parecen águilas cazando a través de Internet o entre los nuevos prospecto que inocentemente muestran sus ideas a los “expertos” o “maestros” para recibir de ellos una opinión que los valide, o les alimente la confianza para continuar por un camino desértico, tortuoso y plagado de alimañas  que se alimentan de la sangre de los espíritus soñadores que por lo general viven más en las nubes que en el burdo mundo terrenal.
      El objetivo de esta página Actividad Pensativa no puede desligarse de las ideas, o de los pensamientos que son los productos con los que cada pensante se hace así mismo y en concordancia con otros pensantes, o arbitrariamente, ha construido y sigue construyendo el mundo que nos rodea con los acontecimientos en desarrollo que todos están viviendo.
     La salud física y psíquica depende de la calidad de los pensamientos y la eficiencia para materializarlos. El pensante que vive agobiado por sus pensamientos se le reduce el poder creativo, no hay ideas novedosas en aquel que los avatares de la vida le obligan a consumir la mayor parte del tiempo del ACTO DE PENSAR, en tratar de resolver o solucionar aquello que lo mortifica y le quita el sueño.
     En verdad esta ausencia fue una parranda por lo divertido y el disfrute de tener la oportunidad de dar rienda suelta a la inspiración, y de ver y mostrar con orgullo el hijo que se parió con tanto agrado.
     Ha sido un placer compartir, nos vemos pensante.