Translate

domingo, 18 de octubre de 2015

EL GALÁN DE OTOÑO

 

Cuando la vida declina de la plenitud a la vejez
El hombre vuelve a nacer con las ganas renovadas
De darle vida a la vida regando amor por doquier.
No puede ver a una mujer que no se quite el sombrero
Y le dedique un piropo inspirado en el momento
Desbordado de elegancia con prestancia y con respecto.
En cambio sí es un joven el que galantea a una dama
El cerebro se le desgrana en expresiones vulgares
Creyendo que se la come como poeta en pañales.
Se puede grabar el rostro de una mujer halagada
Con una frase inspirada que proclame su belleza
Aunque no esté enamorada sonríe con gentileza.
El experimentado galán conoce los corazones
Por eso lleva una flor con su verbo dedicado
Y más de una se rinde a tan fastuoso halago.
Aprendan jóvenes imberbes no sean tan arrogantes
Una cosa es hacer desplantes para llamar la atención
Y otra cosa es ser galán para conquistar un amor.
Autor: Emilio Fernández