Translate

sábado, 24 de octubre de 2015

EL NIÑO QUE NO QUIZO DESPERTAR

MICRO RELATO.
El llanto y la tristeza hicieron estragos en la humanidad y el alma del niño. La suave brisa del sueño pasó por sus párpados y lentamente perdieron tensión, cerrando las ventanas que dejaban pasar la luz de un mundo cruel y despiadado que no se compadeció da la vida de su madre, ni del desamparo en que quedaba. El onírico mundo que se iluminó frente a él, lo despertó alegre, borrando de su mente los recuerdos atónicos y disonantes, y convirtiendo en realidad todos sus deseos. Desbordado de alegría corrió al regazo de su madre y en un eterno abrazo con ella, se congeló su corazón. Murió de tristeza, comentaban compungidos aquellos quienes sienten amor por sus madres.

Autor: Emilio Fernández