Translate

domingo, 1 de noviembre de 2015

EL DOMINGO HABLO DE AMOR


UNA PISCINA LLENA DE AMOR

Pasas por mi lado y me sigues llamando la atención
como aquel primer día hace veinticuatro años
cuando el resto de las mujeres del mundo desaparecieron
y solo a ti te veía y te imaginaba en todas partes.
Copaste el ámbito que alcanzaba mi amor para convertirte
en la reina de mis sentimientos y en la motivación
de la carne. Hoy y todos los días son ese primer día.
Las ganas de abrazarte, de darte unas palmadas en las nalgas,
de darle a la yesca del encendedor para provocar
la flama del fuego que se distrae en los quehaceres del hogar,
están tan vivas, que he vivido estos maravillosos años sumergido
en una piscina llena de amor. Amor correspondido al verte
seguir el juego de la alegría en la burbuja donde vivimos
fuera de la intoxicación de un mundo de perentorias
necesidades, y emanaciones contaminantes de aquellos
que ya no creen en el amor, o viven con su pareja con
un amor desecado como una pasa, pero sin el dulce de la uva.
Lanzó al espacio mi reconocimiento y nuestro amor
para que se una a las nubes cósmicas y participe
en el nacimiento de nuevas estrellas que iluminen
y aspergen por los confines del universo la semilla del amor
que gentilmente un ángel como tú fue capaz de
hacer florecer en un árido corazón como el mío.

Autor: Emilio Fernández