Translate

sábado, 14 de noviembre de 2015

EL SUEÑO DE UN NONATO

     MICRO-RELATO
Soñé que todo a mí alrededor comenzó a estremecerse, mi pequeño mundo se contrajo repetidamente. Oí y reconocí la dulce voz de mi madre que con un sollozo alegre le dijo a mi padre, ha llegado el momento. La voz de mi padre sonó temblorosa y mi mamá le dijo; cálmate, tenemos tiempo de llegar al hospital. Las fuerzas invisibles embravecieron, me batieron contra las paredes haciéndome perder mi cómoda posición. Voces apuradas de extrañas personas dieron instrucciones, alguien le pidió a mi mamá que pujara, está a punto de salir. Sentí que comprimieron todo mi cuerpo, y empecé a nacer en un mundo que me asfixiaba, unas manos sujetaron mis piernas y todo mi cuerpo estirado tembló, experimentado sensaciones desconocidas. Quien me sostuvo, entendió que me estaba muriendo, me dio unos golpes milagrosos en la espalda, y entró el soplo de la nueva vida. Oí la voz de mi mamá preguntando. ¿Cómo está mi hijo? El hombre que me sostenía le dijo, Dios te hizo un hermoso regalo, está sano. Luego sentí que era colocado en el regazo de mi madre, y ese inconfundible olor de su cuerpo no lo voy a olvidar nunca, para cuando nazca, poder identificar el ser que me dio la vida y amarla para siempre.

Autor: Emilio Fernández