Translate

viernes, 18 de diciembre de 2015

MIS AMIGOS DE AYER


¿Qué será de la vida de… fulano(a) de tal? Tiempo sin saber nada de él, de ella. Dios quiera esté disfrutando de buena salud en compañía de sus seres queridos. Llevo largo rato haciendo desfilar por mi mente muchas personas a las que recuerdo con afecto, ellas son partícipes de la experiencia con la cual juzgo mi vida pasada y la primordial razón para considerar que la amistad es una reserva de gratitud a quienes fueron como quisieron ser para compartir conmigo, y eso me agradó. Los amigos de ayer lo siguen siendo hoy en la distancia, y los de hoy con las cuales comparto son como los de ayer, libres y espontáneos en su manera de ser, tienen diversos caracteres con los cuales pongo a prueba mi afinidad y mi capacidad para permitir ser. De los amigos de ayer no añoro su presencia, porque conociéndolos como los conozco, sé que sus nuevos amigos, si los conociera, también pueden ser mis amigos. Confiaría en ellos como confía él y doy por sentado que en cada uno de ellos me identifica como yo lo identifico con los amigos que tengo ahora. De mis amigos de ayer, unos levantaron vuelo, abandonaron la tierra y donde se encuentren reunidos, de seguro me han guardado un lugar, para cuando llegue… reírnos de la temporalidad de la vida y disfrutar la eternidad.
Autor:  Emilio Fernández