Translate

lunes, 14 de diciembre de 2015

SALÚDAME A “MI MISMO”

             CON TIEMPO Y SIN TIEMPO. ¿QUIÉN LOS ENTIENDE?
     Hola amiga(o) pensante. No tener nada que hacer es peligroso para jóvenes y adultos, ya que para matar el tiempo y el fastidio le echan manos a lo primero que se les ocurre, o a cualquier invitación que se le presente. En estos casos se suele no pensar mucho, lo importante es salir de ese estado de aburrimiento.
      Aquel que tiene escases de motivaciones, desde que comienza la semana se pone en movimiento, pero para ver si alguien lo invita o propone una actividad que le llene ese tiempo vacío. No es que esto sea algo que haya que desterrar de la vida, el detalle es que el punto puede ser síntoma de un pensante cuyas metas y sueños se le están apagando o ya están a oscuras.
     Estos pensantes desmotivados que les sobra tanto tiempo, que no encuentran qué hacer con él, es la prueba que están desperdiciando sus vidas. Este es el detalle al cual quiero llamar la atención porque Igual le ocurre a unos que dicen: “no tengo tiempo para nada”.
      En cambio los pensantes emprendedores, cuyas metas, sueños u objetivos están encendidos, nunca les sobra tiempo, todo lo contrario, cualquier extra es una bendición que no desaprovecha. Pero ocurre algo especial con estas personas emprendedoras, siempre encuentran tiempo y les sobra voluntad y entusiasmo para dedicarse a sus sueños.
       Si alguien quiere saber quiénes de las personas que tiene alrededor es feliz en verdad, lo único que tiene que hacer es observar cuanto tiempo le sobra a cada uno de ellos y cuanto se quejan de las actividades que hacen y no tienen tiempo para sus cosas de interés personal.
       Muchos pensantes están obligados a cumplir rutinas diarias, sobre todo las amas de casa, quienes tienen que repetir una actividad como una imperiosa necesidad, y que por lo general en sus metas y sueños no está el de ser cocineras, lavanderas, aseadoras, niñeras, etc. Aunque hagan todas estas cosas en el hogar con amor o porque les nace, no significa que es allí donde está la fuente de su felicidad.
       Si esto no lo entienden las parejas o los hijos, por lo menos debe entenderlo la mujer interesada en vivir satisfecha consigo misma y no esperar que los demás, que esposos o hijos sean quienes reconozcan su sacrificio para poder sentirse a gusto con lo que hace.
       La trampa en que cae la persona que ha dejado apagar sus sueños y no enciende ni un fósforo, es que “aparentemente” nunca tiene tiempo para hacer las cosas que ella en algún momento piensa que es de su gusto, y que le complacería dedicarle tiempo. Pero el problema es: “que nunca le sobra tiempo”, ya que la rutina del hogar, del trabajo, de los hijos, de los amigos, de los hábitos que se ha impuesto como ver la novela a esa misma hora todos los días y termina esa y como no sabe qué hacer esa hora se agarra de la próxima que ya le están anunciando; todas estas cosas importante no le dejan tiempo para nada.
       En el hombre es igual, no crean que están a salvo. “Él nunca tiene tiempo” para emprender o continuar con los objetivos de interés personal. En cambio nunca falta al salón de billar, no se pierde los fines de semana las apuestas de carreras de caballo, el encuentro con los amigos para hablar de las mujeres, etc.  
       Así que en asunto de metas y sueños, tenemos pensantes que les sobra tanto tiempo que no saben qué hacer con él, y pensantes que no tienen tiempo para dedicarle a sus intereses personales.
        Llegaron las navidades, estamos acostumbrados a ver esta festividades como el final de un ciclo, aunque cada quien puede cerrar ciclos cuando lo desee, pero como coincidimos con muchas personas a las que amamos, está bien tomarnos este tiempo para compartir. Así que te recomiendo incluir en la lista de amistades, al estoico, leal, incondicional e inseparable amigo, “A MI MISMO”.
         Atendamos “A MI MISMO” de primero, de seguro tiene muchas cosas interesantes que contarnos, sobre todo como le ha ido este año, como está con la felicidad, con la satisfacción, que tal van las metas, etc. Si le sobra tiempo o no tiene tiempo para él.
        Cuando te encuentres con tu inseparable amigo “MI MISMO”, me le das un afectuoso abrazo, y que de mi parte le deseo y le transmito todo mi amor para acompañarlo a iluminar el mundo estas navidades.
        Felicidad y buen provecho.  Nos vemos pensante.