Translate

viernes, 22 de enero de 2016

DATOS QUE SON BASURA


          EL ESCEPTICISMO A LA VANGUARDIA
   Hola amiga(o). El pensante para dar credibilidad a las ideas de otros, primero debe convencerse. Hoy día, recorrer esa distancia que nos separa es una aventura, es como ir a recoger un diamante que cayó en un nido de serpientes. A través de las redes y todos los medios de comunicación, a todas las ideas o mensajes le dan el carácter de ser una verdad, un hecho comprobado científicamente.
    Más información basura que ideas en verdad útiles, están abarrotando los medios de comunicación más concurridos por pensantes de todas las edades. El escrúpulo que se debe tener al examinar o leer estas publicaciones es razonable, el escepticismo ha tenido que volverse una actitud de vanguardia ante la avalancha de casa bobos que quieren vivir a costa de los descuidados.
    Estar preñado de buenas intenciones al publicar ideas de uno o de otros porque a uno le “parezca que es verdad” hoy día existe la probabilidad de que se esté colaborando más bien en un crimen que en un aporte humanitario.
    Entre toda esta barahúnda que se ha armado, como en todo, siempre hay las ofertas justas, las informaciones que tienen utilidad, conocimientos comprobados o factibles de ser observados y corroborados por los receptores.
     Los defraudados tienen una característica que favorece el incremento de quienes quieren fama y fortuna a costilla de los demás, y es que no se van a rayar más de lo que están publicando como fue engañado como un bobo.
     Hay gente que se vuelven recelosas y alardean de que no creen todo lo que le dicen, pero no resisten la tentación cuando los hábiles comunicadores le activan los botones del subconsciente. Consumidores condicionados que responden a estímulos de manera reactiva y su consciencia analítica está desconectada, perdiendo toda objetividad.
   La actividad pensativa a pesar de ser rutinaria, no se debe tratar con el descuido exagerado y la casi ninguna importancia que por lo general se le da. No se habla de ella en la familia, en la escuela, en los medios de comunicación, etc. Si todos hablan para que preocuparse por la voz, si todos piensan porque preocuparse de saber cómo lo hacen.
     Que padre le pregunta al hijo, ¿cómo estás con el control del acto de pensar? Y cuando ve los berrinches o comportamientos fuera de lugar, lo que hace es acusar al muchacho de ser un malcriado, o falta de respeto.
     El acondicionamiento al “descontrol” del acto de pensar está produciendo generaciones y generaciones con menos capacidad de observación, de determinación y por ende para producir las actitudes de altos valores en la personalidad.
     Lo que le pase a una persona por estar desinformado, le debiera ocurrir una sola vez, o por lo menos así debiera ser. Pero ni eso es suficiente; de ahí la ya famosa expresión de que: “el hombre es el único animal que se tropieza dos veces con la misma piedra”.
     Y ya sabemos que se tropezará mil veces con la misma piedra si está condicionado a responder a patrones de comportamientos instalados de manera inconsciente o consciente, pero incapaz de controlar el acto de producir pensamientos; “el acto de pensar”
    No hay capacidad reflexiva o de análisis en un pensante cuyo acto de pensar nunca le ha prestado atención. Una persona camina, usa las piernas, pero si quiere sacar más rendimiento de este acto, debe entenderlo y entrenarse para ejecutar una acción con ella que le dé los resultados que desea.
     Quieres ser mejor pensador, pues, ponte a pensar de una manera consciente. Comprende mejor el acto y dedícale tiempo a ejercitarte, a adquirir mejor control. Sobre todo cuando te quejas que no te puedes concentrar o mantener la atención cuando estás pensando asuntos que son nuevos y requieren reflexión profunda. No a las habituales cosas que piensas hasta sin prestarle casi ninguna atención.
     Estar informado no es suficiente, (de hecho hoy en día se está más que nunca) pero hay que comprobar si el conocimiento tiene la utilidad que se dice. De qué sirve “saber tanto” si a la hora de la verdad es pura paja.
    ¿Quiere ver curas para el cáncer?, entre en las redes y encontrara miles de soluciones que garantizan una cura milagrosa sin efectos secundarios, y la realidad; la gente sigue muriendo igual.
     El pensante que considera que ahora tiene la facilidad de tener acceso a mucha información, también debe considerar que tiene más trabajo “pensando”. La observación a través de imágenes, que pueden ser forjadas, o de escritos, no es igual a lo sencillo que es una observación directa.
     Consciencia y control del acto de pensar, es el mejor método preventivo contra todos los males externos y los males internos causados por el mismo pensante.

     Ha sido un grato placer, buen provecho y feliz fin de semana.  Nos vemos pensante.