Translate

sábado, 2 de enero de 2016

UN CUENTO BIEN BUENO

Microrrelato
Los espectadores parecían sufrir de un encantamiento, no perdían de vista los labios del cuentista, todos ansiosos por enterarse de lo que iba a decir. Estuve pendiente del comportamiento de los oyentes. Al final fue tanto la ovación de pie, que no me quedó más remedio que aplaudir para disimular. ¡Me perdí el cuento! Lo lamento, no se los puedo contar.

   Autor: Emilio Fernández