Translate

sábado, 20 de febrero de 2016

SUBLIME SUEÑO


  POEMA
Ella vino a mí,
me encontró soñando,
sus manos recorrieron mi cuerpo
en búsqueda de algo
que no se le había perdido.
Ella siempre que ha deseado
ha encontrado lo que busca
y yo me muero por complacerla.
¿Quién no desea ser deseado?
¿Quién no desea ser amado?
¿Quién no desea oír gritos
pidiendo que el amor
no termine nunca?
Acabar feliz y satisfecho
después de una invasión
arrobadora, no tiene precio.
Gracias al amor, se puede
experimentar tan sublime
sueño de nunca despertar.
Autor: Emilio Fernández