Translate

sábado, 30 de abril de 2016

EL AMOR NO ENVEJECE

                POEMA
Al tener tus temblorosas manos
entre mis temblorosos dedos
siento el fluir de tu genuino candor
custodiado por el ejército de ternura
que invade el territorio de tu amado.
Me conquistaste con amor y desde
entonces estoy encantado de ser
colonia, con un corazón súbdito
de tan amorosa reina. Mi sumiso
corazón no pierde el entusiasmó de
servir a su majestad y el paso de los
años ha mermado la vitalidad de
nuestros cuerpos, pero no ha quitado
transparencia al cristal de tus bellos
ojos, por donde contemplo el placer
de estar conmigo. Tus arrugados labios
no son la alegría de un decir; te amo,
tampoco lo fueron en su tersa carnosidad,
ni la pasión con que hemos curtido
nuestro amor ha sido producto del cuerpo,
hemos estado haciendo el mismo amor
de aquella primera vez, hace ya tantas
décadas, variando el medio de conectar
nuestra presencia y dejar fluir nuestras
almas para fundirse en un solo sentimiento.
Cuando ya no oiga tu voz, y tu mirada
No me encuentre, estaré soplándote al
oído para que los últimos nervios de tu
envejecido cuerpo te hagan saber que
estoy junto a ti contándote lo que se
siente estar enamorado espiritualmente.

Autor : Emilio Fernández