Translate

jueves, 28 de abril de 2016

MEDICA DE CABECERA


                      POEMA
Dicen, que un clavo saca otro clavo y
por creerlo tengo el corazón lleno de
agujeros. El pobre respira dolor y ya
no quiere usar está cruel filosofía de amor.
Me hizo entrar en razón el último clavo
que quise utilizar para olvidar el que
llevaba en ese momento clavado en mi
orgullo. Ella me dijo; “si para eso me quieres,
adiós, que tengas suerte con otra, yo no
soy paramédica de emergencias amorosas,
soy médica de cabecera para atenderte
hasta que la muerte nos separe”. Sus palabras
las llevó aquí como una lluvia de bendiciones,
y no sé qué hacer con un sincero amor
que viene para quedarse. Por su bien
debo dejarla ir, reconozco que me hice
adicto a provocar que me abandonen
para buscar otra que me saque el clavo.
Me llevará tiempo el cambio, espero que
en ese entonces, no tenga a otro paciente.

Autor: Emilio Fernández.