Translate

martes, 12 de abril de 2016

TE LO JURO, EL CORAZÓN ME OBLIGÓ

               POEMA
Me niego aceptar que no te gusto.
Te entiendo, ten la seguridad
que te entiendo, pero yo no mando
en mi corazón. Él te escogió y
me obligó a pensarte día y noche.
Te juro que me obligó y no aceptó
mis razones de que yo no te gustaba.
No me quiso oír y me obligó a
Imaginarte tanto, que cuando
me di cuenta ya estaba embelesado y
como un mismísimo tonto enamorado
de ti. Mírame a los ojos, por estas ventanas
del alma puedes ver la alegría
del muy condenado corazón, al
traerlo ante ti y decirte sin vergüenza,
que los dos estamos enamorado.
Te amamos, mi corazón y yo te amamos.
Considéralo por favor, él jura y perjura
que tu corazón siente algo y tú no lo
haz dejado hablar. Dale esa oportunidad
que ya me veo tomados tu y yo de la mano
y nuestros corazones dando carreras a nuestro
alrededor celebrando de felicidad nuestro amor.

Autor: Emilio Fernández