Translate

lunes, 2 de mayo de 2016

LA INTENCIÓN PRIMORDIAL

      LA RESPUESTA ¿PARA QUE VINISTE AL MUNDO?

     Hola amiga(o) pensante. Ya tienes trabajo con los ciclos de acción, y las intenciones iniciales de cada uno de ellos, te llevará algo de tiempo actualizarlos todos.
   No dejes ninguna actividad que debas realizar sin hacer consciencia “¿para qué haces lo que haces? Los objetivos son tus decretos y no se pierden de vista.
   Recupera el sentido de tu vida cueste lo que cueste, no hay precio por sentirte feliz y satisfecha contigo misma.
    Si observas que nada de lo que haces tiene sentido, es posible que tus mejores sueños hayan sido abandonados o no comenzaste el ciclo de acción para alcanzar esos sueños.
    Si ha sido así, vete al baúl de los recuerdos y empieza a desempolvar esos sueños y reedítalos, actualízalos acorde a la nueva realidad del entorno y de tu propia experiencia.
   También puedes proponerte nuevas metas, pero asegúrate de estar clara con la “intención inicial” De esta manera durante toda la acción que desarrolles sabes para que haces el esfuerzo, para que gastas el dinero, para que dejas de hacer otras cosas menos importantes, etc.
   Sigue revisando tus ciclos, hay los llamados malos hábitos o vicios, pero ojo, estas acciones van a ser malas, si el mismo pensante se los está objetando, o reconoce que no tiene control, pero le gustaría hacer algo al respecto.
   Si hubiera un vicio, como el juego de azar, igual respóndete “¿para qué lo haces, que esperas experimentar, donde está la satisfacción?” o si el precio de esa satisfacción arruina tu proyecto de vida por completo. Y la reflexión ayude para reforzar la voluntad para buscar ayuda si es necesario para lograr el cambio.
    El pensante al proponerse un objetivo por iniciativa propia formula la intención. Esta consciencia de saber en cada instante para que hace lo que hace, le proporciona todos los recursos anímicos para no desmayar.
   La constancia, la paciencia y la resistencia a los fracasos alcanzan su más alto nivel cuando se tiene encendida la luz de la intención en todo momento en lo que se está haciendo. Haz la prueba y tendrás una solución para vivir la vida de mejor manera.

                      LA INTENCIÓN PRIMORDIAL

     La intención primordial es la matriz de todas las intenciones iniciales. Es el objetivo general de todo pensante al venir o ser traído al mundo. (Hay quienes creen que vienen por ellos mismos y otros por voluntad de un creador).
     La intención primordial es la que responde a la pregunta; ¿para qué vinimos al mundo?
    Esta respuesta no es exclusiva de un solo pensante, todos tenemos la misma respuesta; “experimentar satisfacción, siendo, haciendo y teniendo”. La satisfacción no llega sola, hay que emprender acciones.
   Observa como siempre te pido, a un niño desde que nace, es un emprendedor nato, tiene tanta iniciativa para experimentar, que no duda en probar y los que ya tienen experiencia deben orientarlo.
   Obviamente el primer DECRETO ES SER, la creación de una personalidad de múltiples roles, es un impulso espiritual innato. Y todo el propósito de ser es experimentar efectos placenteros.
    Aquellos pensantes cuya respuesta; “es que pareciera que vinieron al mundo a sufrir”, ya han desgraciado su vida. Los hechos y la situación los lleva a esa conclusión, pero siempre la protestan, se quejan y no la quieren aceptar.   
   Puedes averiguar si hay algún pensante que no tenga la intención en todo lo que haga de ganar, de recibir efectos positivos, de progresar, de ser mejor, de mantener la salud y la vida, etc.
   Las diferencias son los métodos utilizados para lograr esos objetivos, y es esa la razón por la que debemos compartir conocimientos útiles para lograr ese objetivo primordial.
   La intención primordial es el propósito de todos los propósitos, todo aquello que repercute en el beneficio de la supervivencia y de la calidad de vida espiritual es la dirección a donde enfoca ella.
   Aquí está la respuesta ¿PARA QUE PIENSAS?  Lo fundamental que es el acto de pensar resalta de inmediato. Produces pensamientos para alcanzar todos los deseos, sueños y anhelos que tienes, debido a la intención primordial.
    A ella no necesitas recordarla, o estar pendiente de que se te olvide ¿para qué viniste al mundo? Hagas lo que hagas, bien sea aprender, servir a tu Dios, etc. El efecto que esperas experimentar es satisfacción.
   La intención primordial mueve al pensante a buscar satisfacción a través de su cuerpo, a través de su mente y a través de sí mismo al adoptar diferentes roles o maneras de ser.
   La herramienta con que cuenta el pensante para tal fin, es con el acto de pensar. Si no produce ideas está muerto en vida, esto si es un estado zombie, vivir una vida sin propósitos propios.
   Todas y cada una de las cosas que tu deseas tener, te obligan a un hacer y para poder hacer, tiene que ser.
    Ser; es el rol que asumes en cada ciclo de acción que ejecutas a diario. Observa esto: todos esos ciclos que ya no tienen sentido para ti, o que haces por necesidad, o le desvirtuaste la intención original presionado por la circunstancias, no solo te hacen infeliz; te restan libertad, debilitan tu integridad, te impiden ser a plenitud.
    Estas siendo alguien que no deseas o estas a gusto con ser, haciendo y teniendo un resultado o efecto que no te llena. En conclusión, hay muy poca o no hay satisfacción, no eres feliz.
    Podemos examinar como ejemplo casos extremos, personas criminales, y la razón de sus demencias subyace en la intención de auto-satisfacerse. Perdieron la brújula durante el camino y sus métodos son los que la sociedad combate. (Para satisfacerse causa daño a otros).
   La recuperación de la vida está en tus manos, no busques alrededor, no sueñes conque aparezca la persona que te hará feliz, tu maestro y guía espera por ti, despierta y mírate al espejo, allí lo tienes.

   Ha sido un grato placer, me satisface compartir. Que tengas buen provecho con tu intención primordial.  Nos vemos pensante.