Translate

viernes, 6 de mayo de 2016

LOS DECRETOS NO SON PALABRAS


    4 DETALLES QUE DEBES TOMAR EN CUENTA AL HACER TUS DECRETOS
   Hola amiga(o) pensante: Una gran obra artística es la suma de muchos detalles que se tomaron en cuenta. Los detalles parecen insignificantes, pero son ellos los que encadenan la armonía que se observa en el resultado.

   DETALLE # 1.  LOS DECRETOS NO SON PALABRAS.     

   El diccionario dice bien claro lo que son las palabras y cuál es su función. Por ningún lado dicen que son ideas. El tren que transporta pasajeros no es un pasajero. Las palabras transportan ideas, no son ideas.
     Las palabras NO SON PENSAMIENTOS, y si no son ideas; entonces, un pensante no piensa palabras, PIENSA IDEAS Y ESTAS IDEAS SI SON SUS DECRETOS.
   ¿Qué pasa con los decretos si no se entiende y atiende este detalle? Que los pensantes se concentran en repetir las palabras haciendo énfasis en ellas como si la frase o el texto que repite sea lo más importante y desatiende mantenerse pensando su idea. Jura que las palabras que dice son las que materializaran sus deseos.
    Las palabras no son positivas ni negativas, no son bonitas ni feas, en ellas convenimos uno o varios significados y aquel pensante que la entienda se forma una idea con el significado acordado y es esta idea la que es positiva, negativa, fea o bonita.
   Cuantas vulgaridades o groserías te habrán dicho en un idioma que no entiendes y tú como si nada hubiera pasado, pero que te digan esa palabra que ya sabes el significado (idea), y lo que sientes, ya tú lo sabes.
   Cuando un pensante tiene que recordar las palabras, aún no tiene la idea o el mensaje que debe entender, y que le es transmitido por las palabras.
   Ese retardo para hacer consciencia de la idea, significa que debe revisar bien las palabras que está usando y entender bien el significado, para que esté acorde con lo que busca o desea experimentar. No hacerlo es reducir las probabilidades.
    Ocurre amigo, a veces alguien habla contigo y te quedas en el camino tratando de entender, ella sigue hablando y ya no le oyes, tu atención se atoró en las palabras, y para no pasar pena al final cuando ella termine, tienes que hacer malabarismo y fingir para que no se dé cuenta que te perdiste el mensaje completo.
     Si no quieres decepcionarte de ti, de tu poder, “no decretes o tomes una decisión sin haber reflexionado las palabras o los datos hasta concluir y tener la idea sin retardos”.
     Una idea es un entendimiento, un saber, es aquello que te queda después de oír o leer las palabras. Ejemplo; sabes cuál es tu género, ya tienes la idea, no tienes que decir la palabra masculino o femenino, para recordar que sexo eres.
     Alguien grita ¡fuego! Y ya sabes lo que tienes que hacer, pero si grita fuego en chino, pierdes tiempo tratando de entender la idea, o lo que quiere decir el chinito.
    Las ideas se pueden tener y no decretarlas o no ponerle intención inicial para que se materialicen. Así que no tengas temor de pensar cualquier idea o muchas ideas hasta encontrar aquella que más te complace sentir y que depende solo de ti su materialización.

     DETALLE # 2: DIFERENCIA ENTRE UN DECRETO QUE SOLO DEPENDE DE TI SU MATERIALIZACIÓN, Y AQUELLOS  DONDE INTERVIENEN OTROS PENSANTES U OTRAS CAUSAS EN EL LOGRO DEL OBJETIVO.

    Por ejemplo un artista plástico o escultor, el ciclo de acción para su objetivo que depende enteramente de él, es concluir la obra. Si no lo disfruto, o no está satisfecho con los resultados, es su entera causalidad y responsabilidad.
    Luego viene el ciclo de acción de exponer o vender su obra, ya en este objetivo intervienen otros determinismos, otros factores que no dependen solo de él.
     Los ciclos de acción o intercambio con otros pensantes se rigen por el ciclo de comunicación, donde se tiene que estar dispuesto a ser causa, pero también dispuesto a ser efecto, dispuesto a ganar, pero igual a perder, si no tienes esta disposición, vas a sufrir por tu propia incapacidad para ser y permitir ser.
    Si le estás permitiendo a los otros pensantes su libertad de ·SER”. No puedes o no deberías forzar resultados, se entraría en el terreno de la manipulación mal intencionada y el engaño. La honestidad se pierde por lograr unos aplausos o un buen dinero.
    Existe mucho conocimiento, técnicas, métodos y gente preparada que ayudan para que el objetivo que se tiene en mente se logre, sin romper la barrera de la ética.
   Entre paréntesis; la manipulación no siempre es con el deseo de hacer daño o para lograr los propios intereses. A un niño o un anciano, le puedes hacer que tome la medicina sin obligarlo por la fuerza.
   Ejemplo de un ciclo de acción, con un objetivo donde tienes todas las de perder; Ciclo de acción, cocinar, ¿”para que cocinas, que idea formulaste y decretaste para experimentar al concluir el “ciclo de acción”. ¿La satisfacción era que todos los comensales te alabaran o te agradecieran el sacrificio?
   Si esa era la idea, ya no dependía de ti los resultados y el efecto que imaginaste experimentar. No puedes decidir o decretar por los demás, así padecerás unas cuantas decepciones y terminaras invalidando tu poder. 

         DETALLE # 3: NO DECRETES GENERALIDADES, SÉ ESPECIFICO,

    Una generalidad es decretar por ejemplo;  SALUD, FELICIDAD, CONFIANZA, TRANQUILIDAD, ETC.
     Por ejemplo; en un decreto de  “Ser feliz”; esta idea abarca demasiados ciclos de acción, muchos objetivos se ven involucrados en una idea de “felicidad”, de “salud”, etc.
   Así es amiga(o), “ser feliz” es un estado general, producto de la suma de la satisfacción obtenida a través de varios ciclos de acción.
   Determine y especifique “¿feliz en que ciclo de acción?”. Desglose el paquete y separe los ciclos; ¿Es en el trabajo que no está siendo feliz; en el programa para rebajar de peso, cocinando, en la relación de pareja, en quitarse esa dolencia de uña, en mejorar su economía, etc.?
   Muy bien, ya tienes desglosado y seleccionado los ciclos en los que no te encuentras a gusto, pero, pero… aquí tenemos un pero mencionado en la entrada anterior.
    Si no se ha aclarado o restablecido la intención inicial (IDEA) del objetivo que se espera obtener en ese ciclo de acción, no se debe decretar un estado de ser o sentir, donde no hay manera de mantener la intención.  
  Como te decía en párrafos anteriores, si en los resultados de ese ciclo de acción, dependes de lo que haga, o como se comporte tu pareja, tienes que estar dispuesta a perder. No debieras sufrir porque ella o él, no es como tú lo deseas o “decretaste”.
   En el caso de la salud, por ejemplo. ¿Te sientes mal físicamente? Ve a un buen doctor y que determine cuál es tu dolencia y junto con el tratamiento, DECRETA sanar esa parte del cuerpo y ponle toda la intención para que se dé ese objetivo.
   Tienes una depresión: si no sabes cómo determinar los ciclos de acción que te están afectando, busca ayuda y de seguro se encontrará la presión “en aquellos ciclos de acción que son muy importante para ti”. Haz con esos ciclos lo que te recomendado y con la intención bien clara, haz tu decreto y trabaja en lograr tu objetivo.
    Decretar estar tranquilo, tener paciencia, confianza, etc. antes entiende bien que significa estar tranquilo para ti, desglosa y ve a los detalles. ¿Que causaría en tu vida la tranquilidad? O míralo al revés ¿En qué ciclos de acción se produce la intranquilidad?
    Recuerda, pedirte lograr una resultado o un estado de SER que es producto de la suma de varios ciclos de acción, es como subir el palo encebado (Un palo redondo de varios metros de altura, con un premio colgado en la punta y se le unta mucha grasa, para que los concursantes suban, el que lo agarre es de él) pones todo el esfuerzo para subir un poco y viene la decepción cuando te deslizas hacia abajo.
     DETALLE # 4. NO PIERDAS EL TIEMPO DECRETANDO POR OTRO PENSANTE.
  El amor y los buenos deseos no son suficiente para hacer materializar lo que otro pensante tiene que sentir o experimentar.
   Observa lo que sucede con las personas que acostumbran hacer esto. Los resultados son decepcionantes si la persona que se quiere ayudar, no está decretando lo mismo y poniendo la intención con ganas de lograr el objetivo.
    A veces algunos se decepcionan de su Dios, por no atender sus peticiones por su hijo descarriado o por otros importantes ruegos, y hasta cambian de religión buscando otro Dios más verdadero y que le cumpla sus decretos.
   Si crees en un Dios magnánimo, omnisciente, etc. ten la seguridad y la confianza que a todos nos dio el mismo poder. Has observado en qué estado se encuentran quienes de repente cambian de religión. Te dejo eso para que observes.
   En conclusión mi querida amiga, mi querido amigo, atendiendo los detalles importantes le das un mejor acabado a tus DECRETOS. Si tenías descuidado estos que te he mencionado, de seguro tu eficiencia mejorará.
   La confianza en ti y en tu poder te abonara una satisfacción que te estabas perdiendo.
     Ha sido un  grato placer compartir contigo. Que tengas buen provecho con tus renovados decretos.  Nos vemos pensante.