Translate

miércoles, 18 de mayo de 2016

MEJORAMIENTO PERSONAL, INCONVENIENTES


     IMPORTANTE DETALLE: “SON UNOS DESCONSIDERADOS Y FALTA DE CONSCIENCIA”
   Hola amiga(o) pensante. Unas de las incomodidades en el seno familiar y en otros grupos, es ver que los problemas que parecen les competen a todos, solo le preocupan a mamá, papá o a unos pocos, mientras la mayoría parece indiferente.
   ¿Verdad que es una molestia adicional al tratar de lograr los objetivos?
   Esta incomodidad en el pensante, al ver la indiferencia, o la poca importancia que le dan a la situación, hace estragos viendo a cada momento la falta de cooperación.
    Las reacciones del pensante afectado jalan hacia decidir no hacer nada, y dejar que la casa les caiga encima, o dejar que el planeta termine de contaminarse.
    Falta de consideración, falta de consciencia, falta de todo es lo que se considera padecen las personas que se suponen debe interesarle la resolución del problema, o evitar que se cree un problema mayor.
   Estas actitudes diferentes ante un problema o situación que involucra a todos tienen varios enfoques.
   Pero vamos a ir a los fundamentos de un problema, para que todas las variadas razones para la falta de cooperación se entiendan desde el principio.
   Cada pensante sobrevive en primer lugar a través de él; parece absurdo decir, que sin él, no existe. Así que sus metas u objetivos son su primera prioridad.
    Mamá por más que lo desee, no puede hacer vida para que su hijo querido viva.
    Si él se niega a respirar, a comer, a educarse, a que sea como ella piensa que debe ser, en lugar de una relación de madre e hijo, es una guerra donde ambos se destruyen la vida.
    Hemos visto que cada pensante tiene sus propios objetivos, sus grandes y pequeñas metas o sueños.
    En la familia y la sociedad en general eso es lo que se recomienda, eso es lo que se enseña, para tener un mejor futuro.
   Aquel que no quiera tener problemas, para lograr ese utópico negativo sueño, está obligado a matar todas sus metas, todos sus objetivos.
   O sea, que aquel pensante que tenga el objetivo de no tener problemas y a la vez vivir con la ilusión de lograr grandes conquistas y ser exitoso, va a romper en pedazos la máquina de la voluntad.
   Eso sí que es un problema, tiene la intención de ir baño, pero no se quiere levantar de la cama y mamá lo mata si se orina en ella.
   Cada vez que te pones un objetivo, te estás creando problemas, y los problemas son todos los obstáculos que tienes que vencer para tener éxito.
    Sabes lo que si puede ser un objetivo sano, proponerse a no tener “problemas con los problemas”.
    Que te puedas parar en el centro del ring de tu vida, y que te traigan del camino de tus metas el problema más difícil de vencer, para que vea quien eres tú para enfrentar problemas.
    Volvamos a retomar el punto. La razón que subyace en el fondo de la indiferencia y de la falta de cooperación de los hijos, de la pareja, o de los demás participantes del grupo que sea.
    Son los objetivos clasificados en orden de importancia que cada quien tiene.
    Vamos ahora con unos ejemplos.
     En el hogar papá y mamá se han repartido las “responsabilidades”, en otras palabras, los objetivos. Ya las mamá o amas de casa saben este cuento, conocen “cuáles son sus obligaciones a resolver y papá conoce las suyas.
    Aunque compartan algunas obligaciones la importancia varía entre ambos cónyuges. Así que la pre-ocupación de mamá para comprar la comida es mayor que la de papá, y la pre-ocupación de papá para conseguir dinero para comprar la comida en mayor que la de mamá. (Si eso fuera la manera en que se repartieron los objetivos)
    El hijo ya es casi adulto, y papá o mamá tienen que sacar tiempo de donde no tienen para hacer pequeñas cosas, pero al final necesario para el bienestar de todos en el hogar, pero ellos y ellas “no cooperan”. Y mamá o papá se tragan su malestar, o estallan y se arma la discusión con los hijos.
    Antes de hacer cualquiera de las dos cosas, observa en que está ocupado tu hijo, o que tiene pensado hacer. Ese objetivo en el que está pensando, eso que está haciendo es más importante para él, que recoger la basura que es “responsabilidad de mamá o papá”.
   No es falta de consciencia, esa manera de pensar la viene desarrollando desde que nació ante la vista de sus padres.
     Además, papá le daba buenos ejemplos, mamá pasaba coleto y él lo único que hacía era montar los pies sobre la mesa leyendo el periódico, pero era incapaz de mover la silla que estorbaba.
    Mamá casi nunca iba a ver que hacia papá en el garaje, o cuando limpiaba el patio mamá veía la T.V.
    Cada quien en lo suyo, y ellos como hijos, les recuerdan lo que tanto les repetían “tu única obligación es estudiar”. Tiene 20 años, todavía no se ha graduado, sigue siendo un estudiante, así que los viejos que se ocupen de sus cosas.
    Ya se mi querida amiga, mi querido amigo, que estás pensando en muchas otras razones para este comportamiento, de acuerdo a los casos que has observado.
     Y si a esos casos les aplicas el fundamento, de que sus objetivos o prioridades en ese momento eran otros, observarás que de ahí dependía la falta de voluntad o desinterés.
    Ahí tienes al planeta, desforestado, contaminado, extinguidas las especies, y la falta de cooperación es la misma en su esencia. “LOS GRANDES MONOPOLIOS INDUSTRIALES TIENEN SUS PROPIOS OBJETIVOS O INTERESES QUE SON MÁS IMPORTANTE PARA ELLOS, A QUE SE MUERAN DE SED MILLONES DE PERSONAS”.
     Existe un nivel de consciencia que aparece en pensantes desde muy temprana edad, y que por lo general se adquiere con las mejoras que se hacen en la personalidad a medida que se vive la  vida; para la cooperación y la ayuda estos pensantes son capaces de evaluar la situación y si lo amerita, dejan a un lado sus intereses para cooperar.
    Mientras los pensantes se elevan en consciencia y recuperan los valores perdidos, no hagas un problema nuevo para ti, de lograr que otros le den las mismas importancias que les das tú a estos problemas que los involucra.
    Si quieres atacar el asunto, haz como las modernas corporaciones, reúne al personal establece cual es el objetivo final, y haz que todos tengan el mismo objetivo, o la misma responsabilidad para que se den esos resultados, y si no es así, tienen que irse.
     Claro con la familia la solución no es la misma, pero el propósito del grupo familiar es el mismo y se debe encontrar la manera de alinearlos a todos en la misma dirección, sin desatender sus propios objetivos particulares.
    Los hijos deben saber que si mamá se enferma, no hay ropa limpia y comida sabrosa como tanto les gusta. Y si es papá igual los va a afectar al no poder cumplir con los problemas del hogar que debe resolver. Así que a cooperar muchachos, nuevas reglas de juego.
    Con mi última esposa tengo 24 años y dos hijos, uno de 18 años y la niña que cumplió 15, gracias a mi pareja que sus metas van en la misma dirección que las mías, hemos podido ir rompiendo con los viejos patrones ancestrales y poner en práctica el grito de guerra de los tres mosqueteros; “todos para uno y uno para todos” jajaja…
    La vida es seria, pero si la ríes, el dolor duele menos… jajaja.

    Ha sido un grato momento conversar contigo. Que tengas buen provecho, riéndote de tu pasado, de ese pasado cuando te molestabas porque los demás no le importaban tus problemas.  Nos vemos pensante.