Translate

lunes, 25 de julio de 2016

ACTIVA CONSCIENTE, LA CONDICIÓN DE NADA


     LA USAS TODO EL TIEMPO Y NO TE DAS CUENTA. ES HORA DE OBTENER SUS BENEFICIOS.
     Hola amiga(o) pensante. Para pensar y ejercitarse con la idea de Nada, se hace necesario refrescar su comprensión. Si hay algún mal entendido o no hay una buena comprensión con  cualquier cosa que practiques, no veras los resultados que esperas.
     La Nada nuestra, no es la nada de ausencia de algo, o la de uso común a la que se le antepone el, No-hay nada.
    La idea de Nada existe para el pensante que la decreta, por lo tanto “HAY NADA”.  Es como si en ese instante que la piensas, dices, aquí “hay Nada”.
    Y la mejor prueba de que “hay nada”, al tener la idea de La Nada, es que experimentas la condición de Nada.
   Detalles que puedes observar son los efectos que experimentas, como; silencio, quietud, relajamiento, paz, desconexión de la mente etc. y te parece “no estar pensando”.
    LA NADA Y EL CONCEPTO DEL CERO
     Si se te dificulta observar la idea de Nada, ya que no se puede pensar apoyado con la información que tienes en la mente, examina el concepto del Cero.
    Por lo general si se te pide que pienses una idea, como la idea de frio, o calor, comienzas por RECORDAR los efectos que producen el frio o el calor, y luego poco a poco se forma la idea, y al tenerla empiezas a sentir efectos de frio o de calor.
    Vamos a ver la similitud entre la idea del Cero y la idea de La Nada, dos conceptos que usas casi permanentemente en tu desenvolvimiento diario.
     Con el concepto del Cero en matemática y en todas las aplicaciones usadas en una gran cantidad de instrumentos que usas, no tienes problemas: instrumentos para regular temperatura, procesadores de datos, para encendido y apagado, para tomar medidas, etc.
     Pon un poco de atención y examina el “cero”; se define como un símbolo que no tiene ningún valor, carece de valor.
     La pregunta; ¿cómo es que usando un símbolo que carece de valor, lo cual quiere decir que su condición es de nada de valor, ha tenido tanta utilidad para la humanidad?
     Sin este concepto tendríamos dos mil años de atraso, y no lo busques que no es real, nadie te va a poder mostrar en la realidad objetiva el Cero.
    Puedes quitar todas las sillas y decir que en el salón hay Cero sillas, no vas a ver “un Cero silla” por ningún lado, lo que sí es demostrable, que no se ven sillas en el salón.
     Como idea no es absoluta, es una idea relativa. Hay Cero sillas en el salón, pero había, deben estar en algún lado, y es posible que en un futuro haya sillas.
    El Cero es el comienzo, es el principio de todo conteo, medida o valor establecido.
     Haz la prueba. Si te pido que cuentes hasta cinco, de seguro vas a responder: uno, dos, tres…etc.  No mencionas el cero, sin embargo busca una cinta métrica y mira para ver si comienza con el uno.
     Hacemos otra prueba; ponte de pie y da tres pasos al frente y cuéntalos en voz alta. Vas hacer esto: adelantas el primer pie y en lo que lo apoyes dices, uno. No sigas, deja el pie apoyado y observa el tranco, tienes un pie apoyado en “CERO”  y el pie que adelantaste en “UNO”.
     Otra prueba; busca un compás, hunde la punta metálica en cualquier parte y haz un circulo, ¿Dónde colocas el “CERO”? Lo vas a colocar en el punto donde clavaste la punta de metal.
   Ese CERO va a ser el centro exacto de ese círculo, y se va a convertir en el comienzo de los valores positivos y negativos de Y, y de Z tendiendo al infinito valores.
    Ultimo paso de esta prueba del círculo, si puedes pon una lupa o amplía con zoom el punto CERO. Si lo haces vas a ver un agujero que hizo la punta de metal, ahí hay nada, y si tratas de encontrar el centro de ese agujero te pierdes en el mundo subatómico y cuántico y no vas a encontrar algo llamado Cero.
   La Nada es una idea que no tiene un símbolo como la palabra Cero, no hace falta, es una idea para ser usada en el mundo del pensante. Ni la mente puede procesar esa idea.
    Cuando los pensantes razonan acerca de La Nada, tiende a creárseles “misterios”, y la mente insiste en computar que hay algo que por alguna razón en ese momento no se ve.
    La lógica razonada te dice, si algo apareció, vino de alguna parte, y cuando desaparece, se fue alguna parte, y esos lugares tienen que estar en alguna parte de este universo y en algún momento se va a encontrar.
    Esto es lo que es un misterio, tener la certeza racional de que algo que no existe, existe, y el pensante se empecina que tiene que conocer o saber que es.
    Creas o inventas un misterio y despiertas el interés de los pensantes por saber. Solo tú sabes, que lo que dices que existe no existe, pero los pensantes que caen en la trampa te siguen hasta más allá de la muerte para saber lo que tus sabias o le dijiste que existe.
    Buen truco que usan todas las religiones, con alguna evidencia de algún fenómeno real cuya explicación el pensante no entiende, le piden poner la fe en una causa que le dicen que existe, y ahí se queda pegado tratando de saber y alcanzar esa causa.
    Pero esa causa que imagina tiene que tener parecido con la realidad de su razonamiento, algo como, cuerpo, ojos, barba, gustos, emociones, belleza, bondad, estar localizado en algún lugar, etc.
    Sé que me he metido con la idea mundana de Dios, así que te digo lo que pienso al respecto. Si yo mismo me considero que en esencia no soy este cuerpo, ni soy el resultado de mis pensamientos, mucho menos puedo ubicar la idea de Dios en este nivel de realidad que todos estamos acordando. “Así que eres libre de tener tu propia idea de Dios”.
    El punto es, que de ti depende tu propia libertad, tu propia salud, tuviste el poder y la libertad de pensar lo que quisieras y sabes que si no cambias tu manera de pensar no recuperas la salud o tienes éxito en la vida. La decisión es tuya.
    Si entiendes el Cero, y es real para ti, que una realidad subjetiva  se puede usar en la realidad objetiva con tantos beneficios, entiendes la idea de Nada, y poco a poco la observarás en el uso que le estas dando, creando y manteniendo tu existencia en este plano físico y espiritual.
    Te ayudo donde observar: examina cualquier meta u objetivo que te has propuesto, en todas, consideraste la idea de Nada para comenzar ese ciclo de acción.
    Por ejemplo con tu pareja; en algún punto la deseaste tener, o lo que sea que te haya provocado de ella, debiste considerar no-tenerlo para poder producir la idea de desearlo.
     Si ya concluiste la meta y cerraste el ciclo, la tuviste y la dejaste de tener. Un ciclo se cierra con la misma condición de Nada, si no la consideras, interiormente no cierras el ciclo.  
    En matemática el Cero también cierra ciclos; (10, 20, 100, etc.)
    LAS POSESIONES NO SON SOLAMENTE LO QUE TIENES
    Por lo general los pensantes solo ven como posesión, o como lo que tienen, todo aquello de lo que son propietarios o padecen física o mentalmente.
    Pues amiga(o), “lo que no tienes o no padeces”, y lo deseas, o has considerado tener, también es una posesión.
    Ejemplo: No tienes vivienda y la deseas. Ese deseo es una idea y ya estás experimentando los efectos de considerar no tener vivienda.
    Todo lo que deseas o has deseado en el pasado y nunca lo lograste alcanzar o tener, si no has cerrado bien el ciclo, todavía llevas los efectos de esos objetivos no logrados. Esos pensamientos o decretos siguen activos.
    Todos esos deseos frustrados o todavía soñados deben ser considerados a la hora de considerar el desprendimiento.
    Recuerda que la realidad de tu mundo es subjetiva, es producto de tus ideas. La condición de Nada experimentada a consciencia, sienta las bases para recuperar tu capacidad creativa y tu mundo interior deja de ser tan sólido y amenazante.
    En conclusión, el Cero fue usado por los pensantes durante toda la historia de su existencia, el gran cambio que vino hace alrededor de 1500 años, fue cuando comenzaron HACER CONSCIENCIA DE ESA IDEA Y A USAR EL CONCEPTO, CON PREMEDITACIÓN.
    Eso mismo va a suceder con el concepto de La Nada. Así querida amiga(o); nada pierdes con probar.

    Ha sido un grato placer compartir.  Buen provecho con tu Nada.   Nos vemos pensante.