Translate

viernes, 29 de julio de 2016

USO DE LA NADA EN LA ACTIVIDAD PENSATIVA


    TRES PROVECHOSAS APLICACIONES DE LA NADA
     Hola amiga(o) pensante. Si has hecho realidad que la condición de La Nada interviene en la creación de pensamientos o ideas, estás listo para darle uso en la actividad pensativa.
    Tú necesitas el poder de crear nuevas, buenas o deseadas ideas o pensamientos. Sabes que lo que piensas es determinante para tu vida presente y tu futura.
    La calidad de tu persona depende de la calidad de los pensamientos que produzcas.
    No solo para la auto-ayuda, la opinión de los demás es de un gran valor en las metas que se llevan a cabo en la sociedad.
    Has estado preocupado por tener nuevas y mejores ideas, si no te has ocupado del acto de producirlas, de seguro el rendimiento ha sido muy poco, y el producto no es de la calidad que esperas.
   La salud, producto de tu modo de pensar, siempre está en riesgo y no estás confiado en que no estés de una manera inconsciente desarrollando condiciones que enfermen tu cuerpo y desordenen tu mente.
   Cuando los efectos psíquicos muestran síntomas, bien sean físicos o anímicos, se tiene un buen rato con un pensar que no se domina como tiene que ser.
    Has perdido control y el pensar simplemente sucede; no puedes evitar que los estímulos externos y los estímulos internos, proveniente de tu cuerpo y tu mente te inciten a pensar sin la consciencia suficiente para los contenidos de las nuevas ideas que concluyas y decretes.
    Es decir, si experimentas dolor físico u otro malestar y pierdes el control en mayor o menor grado, te inclinas a producir ideas negativas.
    Compruébalo, recuerda lo que piensas cuando has estado sintiéndote mal o en serios problemas; ¿verdad que esas ideas que produces no son las que te pueden ayudar a resolver el problema? Si ya sabes dónde está la causa, puedes hacer algo para evitarlo.
  He aquí tres usos prácticos que le puedes dar a la Condición de La Nada, y en la cual te puedes ejercitar.    
A)  Para lograr el mejor estado de concentración
B)   Para la creatividad o nuevas ideas
C)   Para ejercitarse y mejorar el control de la atención y el acto de pensar.
   CON-CENTRADO.
     Ser una persona centrada es sinónimo de competente, acertado, correcto, juicioso, etc.
     Para centrarse, se debe hallar un estado de serenidad o concentración. Esto se dice hasta en el diccionario, para la definición de persona centrada.
     En la realidad objetiva, la concentración de un pensante se observa cuando puede controlar su atención o puede mantenerse enfocado a voluntad en algo,  el tiempo que necesite hacerlo.
    Pero no solo debe poder enfocarse a consciencia en lo que desee, también debe ser capaz de retirar la atención cuando lo desee. Te sucede cuando piensas en algo, lo dejas, y sin darte cuenta estás de nuevo pensando en lo mismo.
    Este descontrol puede ser pasajero o no parece ser problemático en los resultados de toda la actividad pensativa diaria. Pero no es verdad, le está quitando un grado de eficiencia al pensante y se ha habituado a que es una manera normal de ser, o de llevar a cabo el acto de pensar.
    Esta es una de las causas de su baja producción de nuevas ideas, y de la calidad de los pensamientos que produce, los cuales determinan su actitud y estado de ánimo.
   El hábito hace ver normal una forma de ser, y de esta manera se deja de observar la conducta. Gradualmente se va concibiendo la idea de aceptación de ser así, y así va a ser el resto de su vida si no interviene como lo hemos estado explicando.
    El ser en mayor o menor grado susceptible a no mantenerse estable el estado anímico o emocional, se debe a esta debilidad en el control para mantenerse con-centrado.
    No todo el mundo pierde el control de la misma manera ante circunstancias similares. Eso de que “se comportó de la misma manera”, no llega a ese grado de igualdad que se pretende dar.
   Cada persona es un caso diferente, así que no le apliques a tu hijo la misma medicina que uso el vecino con su hijo para corregir una conducta similar.
   Hemos visto que mantener la concentración es vital para los pensamientos que se produzcan. Tan vital que en algunas circunstancias puede significar la vida o la muerte.   
    Los pilotos de aviones deben estar preparados casi que para cualquiera emergencia que se presente. Para eso se estrenan en simuladores donde se les recrean las circunstancias posibles de suceder, y de esta manera sepan que hacer y no pierdan el control.
   Tú vives piloteando tu propio avión, todos los pensantes son pilotos, lo que no cuadra muy bien, es la poca importancia que se le da a la vida.
    El rendimiento con el “avión personal” es bajo, y se viaja en constante peligros innecesarios. Muchos viven en una sola turbulencia.
    La concentración es un estado de plena comodidad, no debe haber ningún esfuerzo. Examina la palabra “cómodo”. Aquí una definición:Que se hace, maneja, obtiene, lleva, etc., con agrado o facilidad y con poco esfuerzo, molestia o inconveniencia”.
    Si no se obtiene este estado que se describe, no estás cómodo y si no estás cómodo, no estás bien concentrado, y cualquier alteración te saca sin que puedas evitarlo.
    Ahora la pregunta; ¿Cuál es el mejor método para lograr la concentración?
    Casi todos los métodos conocidos están llenos de testimonios de personas que logran alcanzar la concentración, pero no de cuanta voluntad tienen para permanecer concentrado en el vivir diario. En la actividad pensativa diaria.
    Casi todos los métodos de concentración te piden estar en un ambiente especial, o un retiro en  un medio ambiente agradable, acogedor, sonidos y colores armónicos, etc, etc.
   Así cualquiera se relaja y logra un grado de comodidad especial. Yo veo el medio ambiente presente y el futuro, veo la acelerada actividad que hay que mantener durante todo el día.
     Cada vez más, va estar urgido de mantener la concentración “todo el tiempo”. Debemos llevar una vida con el mayor grado de concentración posible, para enfrentar las tantas adversidades.
     Hacer como ciertas aves, ejemplo; los vencejos, aves migratorias que duermen en pleno vuelo y no caen o se estrellan.
    Puedes comprobar que la concentración se logra con el control de la atención. Entonces, no ejercitas alcanzar la concentración que es un estado resultante, ejercitas el control de la atención.
   Ejemplo: En las técnicas para la meditación (he leído) enfocas la atención en la respiración.
     Es en el manejo de la atención que tienes que lograr el máximo grado de “comodidad”. Una vez que puedes permanecer cómodo, ir ejercitándote para durar más tiempo controlando la atención, y luego ejercitarte sin hacer o buscar un escenario prefabricado.
    La vida no se lleva así, la vida se vive, en vivo y directo; el ambiente y los demás pensante no te tienden una alfombra roja y se posan en silencio hasta que tú decidas actuar.
    Si ya estás practicando alguno método, de seguro es en un ambiente que te facilita la comodidad. Es hora de que comiences a prescindir de algunos de esos cuidadosos detalles.
    Es hora de que empieces a practicarlo con tus hijos dando carrera a tu alrededor, o estén viendo televisión a todo volumen, etc.
    Ve subiendo el gradiente de perturbación externa mientras haces tus prácticas, bien sea de meditación o cualquier otra que te haya funcionado.
    Has como los pilotos que se entrenan en los simuladores, entrénate, hasta que no necesites ningún ritual para mantenerte en control de tu atención.
   Es decir, si sigues usando la respiración para volver a controlarte, mantener la calma y concentrarte, no has progresado. Hay momentos en la vida que no van  esperar que hagas todo el ritual que acostumbras para lograr la serenidad o concentración.
    Si debes ir al refugio donde llevas a cabo el ritual que prácticas para recuperar el control de tu atención, no has progresado. Y si tuvieras que recargar energía debes ser capaz de hacerlo en pleno vuelo.
   Como ves, estamos en un punto donde debemos ser mejor de lo que somos. Y existe la manera de lograr crecer, hacerse más fuerte y resistente.
    En entradas anteriores te hable de La Nada y la condición ideal, de todas formas te voy a explicar el método que yo uso para concentrarme con esta idea.
   Te invito a seguir con la próxima entrada, no te voy anunciar el peligro sin ofrecerte algo que puedas hacer para estar a la altura de los retos que tienes y de los que puedan venir. No todos conocen técnicas para equilibrarse en su mundo interior.
    Ha sido un grato placer estar contigo.  Buen provecho con la atención que le vas a poner a la atención.   Nos vemos pensante.