Translate

domingo, 28 de agosto de 2016

AMOR AMARGO

                           POEMA
Cuando me enojaba con el amor de mi vida
le decía barbaridades y rato después se me
enfriaba la calentura, pero no tenía el coraje
de darle una satisfacción admitiendo lo desentonado
que fui, para así de esa manera no dejar en
el aire la horrible sensación de que en verdad
se merecía el maltrato verbal. Con la conciencia
agitada permanecía mirándola de reojo y
sintiendo que era merecedor de que la tierra
se abriera a mis pies y me engullera sin dejar
rastros. Sentía el amor amargoso, un extraño
sabor de mis sentimientos que no podía digerir.
Un día me sobrepuse a la cobardía y tan pronto
vomité las mismas estupideces que siempre
le decía, le tome una mano, le mire sus ojos
llorosos, y le pedí perdón por esa y por todos
los tragos de amor amargo que le hice beber.
¡Uff! Qué alivio siento en el alma, y nuestro amor
recuperó su espléndido sabor.
Autor: Emilio Fernandez