Translate

domingo, 7 de agosto de 2016

UN AMOR PARA LA ETERNIDAD

                       POEMA
La muerte puede separar nuestros cuerpos,
pero no puede impedir que nos sigamos
amando. En las vicisitudes de la vida hemos
pasado por adversos sucesos que en lugar
de debilitarnos ha fortalecido nuestro amor.
No sabemos si todos los que se aman sienten
lo mismo o son capaces de mantener el amor
a salvo y no dejar que los pormenores de
la cotidianidad de la vida, oxide lo inoxidable
y revierta el amor en dirección a su extinción
y de pie al nacimiento de los bajos sentimientos 
del desamor que padecen innumerables parejas
que una vez se amaron. Parejas que en el medio
de ese amor que una vez vivieron y sintieron,
se dijeron esto mismo que nos estamos diciendo
tomados de las manos y mirando nuestras almas
a través del espejo que simulan nuestros ojos.
El tiempo que dura un amor después que florece
en todo su esplendor, depende del tiempo que le
dediquen las partes involucradas a no dejarlo
marchitar, como en este momento estamos
tu y yo, dedicados a perpetuarlo hasta alcanzar
la eternidad.

Autor: Emilio Fernandez